Compartir
Publicidad

Frente al fast food, más slow cooking

Frente al <em>fast food</em>, más <em>slow cooking</em>
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El slow cooking o la cocina lenta va ganando puestos en el ranking de formas saludables de cocinar. En España esta Navidad uno de los regalos más demandados han sido las crockpot u ollas de cocción lenta, que son diametralmente opuestas a una olla exprés: si la olla exprés es capaz de preparar un cocido en aproximadamente una hora, las crockpot apuestan por una cocción lenta a fuego muy bajo, por lo que tardan en cocinar un plato entre cuatro y ocho horas.

"¡Si yo no tengo tiempo! ¿Para qué me sirve una olla tan lenta?" Eso es lo que pensé yo la primera vez que lo vi. Lo bueno de estas ollas es que puedes meter los ingredientes y programarlas, salir fuera de casa y tener la comida preparada al volver. "¿Y no gastará mucha electricidad?" Sí, también lo pensé, porque son ollas eléctricas: el consumo de una olla de cocción lenta es muy pequeño (muchísimo más bajo que el de una placa vitrocerámica, por ejemplo) al trabajar con muy poco calor.

Estas ollas de cocción lenta funcionan básicamente como un horno, y nos permiten realizar muchas preparaciones muy diferentes, tanto saladas como dulces (podéis encontrar un montón de ellas en el blog Crockpotting, que es como la biblia de la cocción lenta en español) y con métodos de cocción saludable. Es perfecta, por ejemplo, para preparar alimentos al vapor, ya que el agua que se extrae de los alimentos no se evapora, sino que se mantiene dentro de la olla.

Crockpot

Guisos de carne, pescados, verduras, hortalizas, bizcochos, patés, mermeladas... Todos esos platos podemos cocinarlos con la olla de cocción lenta. Si hace unos días hablábamos de las ventajas de cocinar en casa para bajar de peso, este gadget de cocina puede ser de gran ayuda, sobre todo si compramos en el mercado materias primas de calidad.

Actualmente podemos encontrar ollas de cocción lenta en la mayoría de grandes almacenes (el precio ronda entre los 60 y 130 euros), aunque donde hay una mayor oferta es on-line. La marca más puntera es Crock-Pot, que ha dado nombre propio a este tipo de ollas (dependiendo de su capacidad, podéis encontrarla en Amazon desde 41 euros).

Más información | Crock-Pot
Imágenes | iStock, Crock-Pot
En Vitónica | Cocinar al vapor en microondas: sano, fácil y rápido

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos