4 respuestas

Ansiedad.

Avatar de nereasinatra Iniciado por nereasinatra
Hola a todos, he aquí mi ¿pregunta? Bueno, en realidad no tengo muy claro lo que es xD Quizás una forma de desahogarme o de pedir opinión sobre lo que me pasa. El caso es que en este último año he perdido 15 kilos (pesaba 64, mido 1.58, y ahora peso 49 y medio, casi 50). Tenía 18 años (ahora tengo 19) y decidí ponerme a dieta para perder peso. He de decir que había engordado muchísimo debido a que sufría de ansiedad y comía a todas horas hasta reventar, incluso cuando me entraban arcadas... Daba igual, yo seguía comiendo, cualquier cosa que encontrase en casa, y si no había, salía a comprar a escondidas (chocolate, galletas, bollos, refrescos, helados, pan, cereales, etc, todo valía) y me seguía embutiendo. Mi dieta (que no era realmente tal) consistió en dejar de lado todas estas costumbres y comenzar a llevar una dieta saludable, o más que saludable, "normal". Comencé bajando a un ritmo normal, había períodos en los que me estancaba o ganaba algo de peso, pero realmente tampoco me privaba de nada de aquello que me apetecía (moderaba la cantidad, obviamente). A finales de año me puse en 55 kilos aproximadamente. Fue desde entonces en los que comenzó mi problema... Mi problema con la comida se invirtió, y en lugar de comer por la ansiedad, ésta me obligaba a no ingerir alimentos. Culpaba a la comida de mi mala racha, o más bien a mi físico. Comencé con un régimen absolutamente restrictivo (ahora reconozco que era una exageración), en el que apenas llegaba a 600 kcal diarias y los hidratos de carbono eran prácticamente inexistentes en mi dieta. Así bajé 7 kilos más en apenas 2 meses y medio, hasta que mi cuerpo dijo basta. En ese momento abrí los ojos y me di cuenta de lo que estaba haciendo. Comencé (hace dos meses, más o menos) a llevar una dieta (la primera que podía considerarse tal) muy sana: desayunaba excelente, comía sano (sin grasas, esto era enfermizo) y cenaba ligero. Eso sí, miraba las tablas calóricas de todo e incluso llegaba a hacer reglas de tres para calcular las calorías de una fresa respecto a su peso (por poner un ejemplo). Esto es lo que sigo haciendo hoy en día, o al menos, lo que intento, ya que el problema de la ansiedad ha vuelto. Mi vida no es precisamente como me gustaría en este momento y no puedo evitar darme ingentes atracones(hasta el mundo no de no poder dormir después). Éstos no influyen en mi peso ya que después de darme un atracón, me siento tan culpable que paso varios días de régimen estricto y así hasta el próximo día en el que me pongo mala a comer... Esto incrementa aún más mi ansiedad, ya que SÉ que no puedo comer porque no puedo permitirme engordar de nuevo. Ni siquiera me encuentro contenta con mi peso actual... Sé que tengo una relación insana con la comida, pero no sé cómo evitarla. De hecho, estoy escribiendo por no explotar de cualquier otra forma. ¿Alguien ha pasado por esto? ¿Qué puedo hacer? Gracias, si es que alguien ha aguantado leyendo esto hasta el final (cosa que de no ser así, sería perfectamente normal).

Los respuestas se han cerrado

Ordenar por:

4 Respuestas

    Preguntas Relacionadas