Sigue a Vitónica

10

Está claro que no hay ningún alimento milagro que vaya a hacer que nos sintamos mejor, más flacos o más revitalizados, pero sí que hay una serie de alimentos comodín que su consumo habitual, introduciéndolos en nuestra dieta, ayudará a tener una alimentación más equilibrada y saludable, evitando cierto tipo de carencias. Destaquemos diez de esos alimentos:

  • Tomate: componente de la dieta mediterránea, el tomate tiene propiedades antioxidantes (licopeno) y un aporte significativo de vitamina C. Una pieza mediana aporta una media de 40 Calorías, poco aporte energético y muchas propiedades saludables. Tómalo crudo, en ensalada, en sopas o con pasta, de todas formas está buenísimo. Eso sí, cuidado con su acidez si andas con problemas de estómago.

  • Brócoli: con apenas aporte calórico destaca su contenido en calcio y hierro. Se le atribuyen propiedades protectores contra el cáncer de mama. Se puede consumir de diversas maneras, lo que hace que sea un alimentos de fácil introducción en la dieta: crudo, al vapor, con salsas, en sopas, gratinado…

  • Acelga: hortaliza rica en hierro, ácido fólico, potasio y magnesio. Se suele combinar con otros alimentos o preparaciones. Tiene muy poco aporte calórico, unas 25 Calorías por ración.

  • Lechuga: es casi todo agua, de ahí su bajísimo aporte energético, de ahí que sea el alimento estrella de los regímenes de adelgazamiento, ya que aporta poco y sacia mucho. Es ideal en ensaladas con otro tipo de vegetales y/u hortalizas.

  • Melón: también rico en agua, por lo que es un buen medio de hidratación, sobre todo en personas mayores que son propensos a deshidratarse. También nos aportará vitamina C y antioxidantes, a cambio de apenas calorías.

  • Yogur desnatado: en general los lácteos y derivados son muy grasos, sus variantes desnatadas son una buena opción para limitar la ingesta calórica y disminuir el aporte de grasas. Son ideales para desayunos y meriendas, sobre todo combinados con cereales o frutas.

  • Zanahoria: rica en fibra y betacarotenos nos facilitará el tránsito intestinal y dará ese toque agradable de sabor a la ensalada.

  • Frutas del bosque: en general este tipo de frutas son ricas en antioxidantes (vitamina C) y minerales. Buen complemento para el deportista, donde los procesos biológicos de oxidación pueden paliarse con este tipo de alimentos.

  • Kiwi: más fruta que aporta fibra y vitaminas. Su agradable sabor puede hacer que se tome crudo o en zumo con otro tipo de frutas, incluso en batidos hará las delicias de los más golosos.

  • Agua: no considerado alimentos por unos y tachado de nutrimento por otros, sea como fuere el agua es el mejor líquido que puede ingerir nuestro organismo. Necesario para casi todas las funciones vitales, debemos de ingerir del orden de 1’5 a 2 litros de agua diarios.


Como hemos dicho no se trata sólo de comer estos alimentos, sino de introducirlos de manera habitual en nuestra dieta para hacerla más saludable y equilibrada. Nuestro cuerpo lo agradecerá, estaremos dando un buen aporte de minerales, vitaminas y antioxidantes y restringiendo las calorías que en la mayor porte de casos son excesivas.

Vía | Cuerpo en forma
En Vitónica | Frutas | Verduras | Dieta Mediterránea

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario