Cómo preparar la ensalada perfecta

Sigue a

Ensalada

La ensalada es un icono de salud en el mundo de la nutrición. Cualquier planteamiento dietético saludable que se precie tiene en su menú una ensalada. Pero la ensada puede tener muchísimas formas de preparación y composición, de esta manera será más o menos completa y más o menos saludable. Veamos una serie de pautas a seguir para hacer la ensalada perfecta.

Los hidratos de carbono son la base de la alimentación, por tanto no deben de faltar en nuetra ensalada, muchos se olvidan de ellos y sólo piensan que ensalada es todo aquello que sea verde. El añadir maíz, guisantes, arroz, pasta, patatas o frutas como el plátano o manzana ayudarán a subir el nivel de hidratos a una ensalada.

Los vegetales y hortalizas de colores vivos añadirán los antioxidantes, vitaminas y minerales. Lechuga, col, zanahoria, tomates o pimientos, todo junto o alternando harán la base de micronutrientes de este plato.

Tampoco nos debemos de olvidar de las proteínas, esos nutrientes que forman la mayor parte de nuestra estructura muscular. Eso sí, al utilizar carnes o derivados mejor que sean magros, así echamos a un lado la grasa saturada. Huevos, atún, pavo o pechuga de pollo nos serán muy útiles en esta parte protéica.

Sobre todo en edades de crecimiento se pueden introducir alimentos ricos en calcio, tan importantes en el proceso de crecimiento óseo. Como los productos lácteos suelen ser grasos se pueden utilizar quesos descremados, tofu o incluso yogur natural a modo de salsa.

La condimentación ya es cuestión de gusto, los ingredientes estrella suelen ser el aceite (de oliva en la medida de lo posible), el vinagre o limón y la sal. Pero para los menos tradicionales el limón o ciertas hierbas aromáticas nos pueden dar un aporte extra de antioxidantes y vitaminas.

Tampoco es cuestión de hacer una megaensalada para que luego no podamos con el plato principal, por eso el secreto de la ensalada es mezclar los ingredientes en su justa medida y hacerla apetitosa para que no suponga un suplicio para nuestro paladar.

Y tú, ¿cómo tomas la ensalada, tienes algún truco?

Vía | Nutrición.pro

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario