Levadura de cerveza: multivitamínico natural

Síguenos

levadura

Por naturaleza, todos los alimentos poseen algún tipo de vitamina o mineral y siempre, en cantidades variables. Por eso, en la mayoría de los casos, necesitamos complementar varios alimentos para cubrir nuestras necesidades diarias de nutrientes.

Sin embargo, la levadura de cerveza es uno de los únicos alimentos que contiene en gran proporción múltiples vitaminas y permite alcanzar rápidamente las recomendaciones nutricionales.

No sólo se trata de un multivitamínico natural que existe desde épocas prehistóricas, sino que también, éste alimento es muy rico en minerales y proteínas, aún siendo un alimento de origen vegetal.

La levadura de cerveza se obtiene de la fermentación de la cebada y constituye las células secas y pulverizadas de un hongo llamado Saccharomyces cerevisiae, mediante el cual se fermenta y eleva el pan blanco.

Este suplemento nutricional natural contiene todas la vitaminas del complejo B, entre ellas, B1 o tiamina, B2 o riboflavina, B3 o niacina, B5 o ácido pantoténico, B6 o piridoxina, B8 o bitoina, ácido fólico o B9 y cianocobalamina o B12.

A su vez, posee una alta proporción de fósforo y potasio, como así también de azufre, magnesio, hierro, selenio, cromo, molibdeno, cobre, zinc y calcio.

Posee muy poca cantidad de vitaminas liposolubles como A, D, E y K, pero al ser sólo un suplemento y no consumirse en forma individual, colabora grandemente en el valor nutritivo de la dieta en general posibilitando cubrir las necesidades alimentarias de cualquier individuo normal.

La levadura contiene entre un 4 y un 7 por ciento de ácidos grasos poliinsaturados, lo cual refuerza su beneficio para la salud cardiovascular.

En cuanto a su aporte de proteínas, la levadura contiene todos los aminoácidos considerados esenciales, por lo cual, es un alimento muy valioso en dietas vegetarianas donde se hace imprescindible la suplementación para evitar deficiencias proteicas.

Cabe aclarar que la levadura presenta cantidades elevadas de ácidos nucléicos en sus proteínas, y si recordamos que de su degradación se genera el ácido úrico, pues se debe consumir con moderación en pacientes con hiperuricemia o gota.

No obstante, se sabe que la ingesta de sólo 20g de levadura de cerveza por día cubren gran parte de las recomendaciones nutricionales de individuos sanos y no constituyen un obstáculo para pacientes con ácido úrico elevado en sangre.

Además de su gran valor vitamínico, mineral, lipídico y proteico, éste pequeño hongo hecho polvo contiene alrededor de un 18% de fibra, por lo cual, se convierte en un aliado de la salud debido a su valiosa composición nutricional.

Es increíble, pero este gran alimento que sólo se ve en su versión pulverizada es más valioso en vitaminas del complejo B que otros alimentos importantes como son la leche, la carne y el queso.

La levadura no sólo permite cubrir las necesidades nutricionales, sino mejorar nuestra salud cardiovascular, nuestras defensas, el funcionamiento del sistema nervioso central, y muchas otras funciones de nuestro organismo que requieren de las vitaminas del complejo B para su adecuado equilibrio.

Ya saben, antes de recurrir a fármacos y vitaminas sintéticas, pues mejor obtener los nutrientes de alimentos naturales, como puede ser el caso de la levadura de cerveza que aporta variedad y calidad al momento de ingerirla.

En Vitónica | ¿Qué carencias tienen los vegetarianos?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario