Vitaminas necesarias para mantener un hígado en perfectas condiciones

Síguenos

frutos-secos.jpg

El hígado es uno de los principales órganos de depuración del organismo, pero para su correcto funcionamiento es necesario que nosotros lo dotemos de las sustancias necesarias. Las vitaminas ocuparán un papel importante en este aspecto, y por ello es necesario que adquiramos unos hábitos alimenticios adecuados, y es que el hígado es un órgano que puede verse muy afectado por motivos como el exceso de ingesta de alcohol o por tomar medicamentos muy fuertes que hacen que se debilite.

Como siempre, la alimentación jugará un papel esencial. En este caso nos ayudará a fortalecer el hígado y mejorar su estado, concretamente el de los hepatocitos, que son los encargados del correcto funcionamiento de este órgano. Para que este funcionamiento sea correcto el hígado necesita el aporte de una serie de vitaminas concretas como son la B1 o tiamina, la B6 o piridoxina y la B 12 o cianocobalamina.

Conseguir estos nutrientes es esencial para lograr que el hígado funcione de manera correcta y cumpla su función depurativa. Sobre todo debemos hacer hincapié en aportar buenas dosis de estos nutrientes cuando hemos sufrido una intoxicación etílica o estamos consumiendo medicamentos que el cuerpo depura a través del hígado. En estos casos el daño y el desgaste es mayor, por lo que debemos dotar a nuestro organismo de dosis extra de estos grupos de vitaminas. En casos más extremos será necesario el uso de complementos vitamínicos que en cualquier caso nos tiene que recetar un médico.

Para conseguir esto es necesario que incorporemos a nuestra dieta alimentos ricos en todas estas vitaminas. Para conseguir la vitamina B1 debemos ingerir cereales integrales, soja, legumbres o carne de cerdo entre otros. Para obtener vitamina B6 debemos echar mano de alimentos como el germen de trigo o la levadura de cerveza, dos complementos que es importante que añadamos a nuestra dieta para obtener esta vitamina, además, la encontramos en los cereales integrales, en las legumbres y en los frutos secos. Este tipo de vitaminas también está presente en menor medida en frutas como los plátanos, el aguacate, verduras verdes…

A la hora de obtener la vitamina B12 debemos ingerir alimentos como los huevos, lácteos, carnes y pescados. En los vegetales nos la encontramos en los derivados fermentados de la soja. En el resto de vegetales apenas se aprecia esta vitamina. Por ello es necesario que llevemos a cabo una alimentación variada en la que introduzcamos estos alimentos que además nos servirán de gran ayuda para otros órganos del cuerpo.

Vía | Consumer
Imagen | the_frog

En Vitonica | El exceso de azúcar puede dañar nuestro hígado
En Vitonica | Luchar contra el hígado graso
En Vitonica | La incompatibilidad de tomar complementos proteínicos y alcohol

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios