¿Cuál es la mejor manera de combatir el calor en verano? La pregunta de la semana

Sigue a

PREGUNTA16.7


En verano el calor es algo que nos acompaña y se convierte en algo típico de esta época del año. Al mediodía es justamente el momento en el que el calor más aprieta, aunque a lo largo del día a veces no nos deja ni un momento de tregua. Por ello esta semana en la pregunta de la semana vamos a lanzar una cuestión que a todos nos va a interesar para saber que hacer:

¿Cuál es la mejor manera de combatir el calor en verano?

Muchas son las técnicas que podemos utilizar al respecto, pues existen diferentes opciones, desde la más simple que es la ingesta de líquidos frescos, helados, fruta… Por otro lado el cobijo del sol a la sombra puede ser otra alternativa para paliar las altas temperaturas, así como el uso de una indumentaria más ligera…

Con todas estas técnicas lo que buscamos es hacer que nuestro cuerpo no sucumba al calor, pues los efectos que éste puede llegar a tener en nuestra salud son nefastos, desde la deshidratación, hasta que se produzca un golpe de calor que puede afectar a varias partes de nuestro organismo. Por ello es importante que pongamos en común las técnicas que utilizamos para hacer frente a las temperaturas del verano y poder así tener un amplio abanico de posibilidades para que todos tomemos cuentas de ello.

Como siempre, las respuestas debemos hacerlas en la parte de Vitónica Respuestas y no en los comentarios de este post, pues esas serán las que valoraremos para destacar la siguiente semana en la pregunta de la semana.

Respuesta a la pregunta de semana pasada: ¿Cómo has logrado dejar de fumar?

A la pregunta que hizo nuestra compañera Gabriela Gottau furon muchos los que comentaron, pero entre todas la respuesta más votada fue la que realizó davizast, que decía lo siguiente:

Pues llevo sin fumar más de dos años y medio. Y ¿cómo lo conseguí? Con mucha fuerza de voluntad, convencimiento y deporte. Estar convencido de querer dejar de fumar es fundamental, sino, encontraras cientos de motivos para seguir. En mi caso, sabía que cada cigarrillo significaba ir matándome, así que me puse un día D. Hasta el día señalado fume y aproveche todos y cada uno de los cigarrillos y ese día empezó el proceso de dejar el “vicio”. No es fácil dejar de fumar, que a nadie le engañen libros, páginas web o cuálquier charlatán. Es duro y se pasa mal, pero la recompensa es enorme. Es poder oler bien, poder correr una hora seguida y hacer deporte, es poder pensar en el futuro y no verte dependiente de algo. Es poder montar en un avión y no estar nervioso por no poder fumar, es… Que voy a decir que soy ex-fumador. Cuando empiezas a desintoxicarte es muy positivo pensar que somos capaces de hacerlo, que tenemos fuerza de voluntad y que una de las cosas más importantes de nuestra capacidad animal humana es el querer es poder. Que podermos dominar las ganas de fumar. Y pasan los días y cada uno es una victoria y después de un tiempo ni siquiera piensas en las ganas de echar el cigarro y con el tiempo eres capaz de excribir aquí recordando tu época de fumador y verla como algo extraño. Buf, que cosas, quien me diría a mi que yo fumaba. El deporte ayuda mucho a combatir la ansiedad, la buen alimentación también, pero lo que más me ayudo y recomiendo a la gente es pensar “que hoy no voy a fumar”. Nunca penseis que nunca más vais a fumar, pensar solo en el momento y ela gobio será menor. Y si tienes ganas de fumar te aseguro que te pares y pienses, todo lo bueno que estas consiguiendo, lo fuerte que eres y que las ganas son cosa de un minuto, que como vienen se van. Nada más, espero y me gustaría pensar que ayudo a alguien. Acordaos: Hoy no voy a fumar. P.d. Además hay que ser rebeldes y no darle dinero al poder (con los impuestos y tabacalera) para que luego lo repartan a los bancos.

Como segunda respuesta más valorada destacaremos la realizada por delafuente, que nos decía esto:

Un día me levanté, me compré un paquete, me fumé 3 cigarros y seguía con los mismos problemas de garganta desde hacía más de año y medio. Y me dije a mi mismo: “Se acabo”. Me guardé el paquete de recuerdo en mi mesilla y hasta entonces aquí sigue. Ni un cigarro, ni una calada, nada!! Simplemente, es echarle huevos!!

P.D.: Mis problemas de garganta remitieron definitivamente a los 6 meses de dejarlo, como mucho me resfrío una vez al año y me dura 3 o 4 días.

)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios