Siete consejos para no aburrirte del gimnasio

Síguenos

aburrido

Cuando se hace el propósito de apuntarse al gimnasio y acudir a mejorar la condición física y adquirir unos hábitos más saludables, es habitual que se empiece con mucha fuerza, pero también es frecuente personas que se aburren del gimnasio después de un tiempo haciendo ejercicio. Se me ocurren al menos 7 consejos para no aburrirte en el gimnasio, aunque seguro que hay muchos más, y cada cual tiene sus trucos.

Cuando se llevan ya unos meses de pesas, natación, spinning o la actividad física que sea, no es raro que el cuerpo y la mente empiecen a cansarse. Si a esto le unimos cambio de hábitos alimentarios, de controlarse y no pasarse con las comidas, cuidar horarios de descanso… No es raro que apetezca unas vacaciones pegado al sofá. Por eso creo que puedo aportar estos 7 consejos para evitar el aburrimiento en el gimnasio, aunque la lista se me va a quedar muy incompleta, por lo que me gustaría que me ayudárais a completarla:

  1. Cambia tu rutina de entrenamiento: Si haces pesas, cambia la rutina, tanto en los ejercicios que haces como en los días. Si vas 3 días en semana, prueba a ir 4 ó 5. Si vas 4 o 5, prueba a ir 3. O sigue yendo los mismos días, pero cambia el tipo de ejercicios, prueba máquinas que nunca habías probado. Prueba ejercicios con peso libre con los que nunca te habías atrevido. Todo esto, lógicamente, siguiendo los consejos de vitónica y, sobre todo, de tu entrenador o monitor del gimnasio.
  2. Pule la técnica: Cuando ya llevas muchos meses, a no ser que tengas una buena base, no es raro que quieras subir en peso levantado y puedas cometer fallos de técnica. Céntrate en mejorar a nivel técnico la ejecución de ejercicios. Olvídate de la obsesión por levantar cada vez más peso, tómate un respiro, y levanta menos peso, pero levantalo de forma técnicamente perfecta.
  3. Cambia de actividad: Si siempre has hecho pesas, empieza a hacer spinning. Si solo vas a clases colectivas tipo Spinning, Pilates, abdominales… enfréntante a los hierros y vete a levantar pesas. Combina días con natación, o dedica una temporada solo a nadar.
  4. Prueba a hacer actividades al aire libre: El gimnasio puede llegar a agobiar, tanta gente levantando peso, corriendo en cintas, gritando al hacer cada repetición… Prueba a hacer ejercicio al aire libre, donde puedes hacer running o bien ejercicios de fuerza levantando el peso del cuerpo (fondos, saltar a la comba, abdominales, ejercicios en parques de ejercicio para adultos, etc.).
  5. Prueba un deporte de equipo: Baja un poco la intensidad en el gimnasio y aprovecha el tiempo para probar a practicar pádel, fútbol, baloncesto, tenis o cualquier deporte colectivo. Sudarás la camiseta, harás ejercicio y ,de paso, te echarás unas risas ¡garantizado!.
  6. Tómate un descanso: Porque pases una, dos o tres semanas sin ir al gimasio no se acaba el mundo. Puede aparecer sentimiento de culpa, pero a veces el cuerpo y la mente necesitan un respiro. Eso sí, en ese tiempo alejado de los hierros y las cintas de correr es fundamental mantener la alimentación el estilo de vida saludable, y cambiar el ejercicio en gimnasio por actividades al aire libre: ir en bicileta, patinar, deportes de equipo, salir a correr…
  7. Afronta un reto: Preparar una media maratón, una maratón, un ironman, aprender a bailar salsa, a practicar un arte marcial, o participar en los numerosos retos de Vitónica puede ser una motivación extra para seguir entrenando buscando un objetivo claro, lo cual tiene un alto impacto en la motivación.

Estos son algunos consejos para no abandonar el gimnasio que creo que pueden funcionar, pero seguro que cada cual tiene sus trucos. ¿Qué consejos me he dejado fuera y deberían añadirse a la lista?

En Vitonica | Convertir el ejercicio físico en algo divertido

Imagen | gregoconnell

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios