Algunos consejos para no coger peso en Navidad

Síguenos

navidad1.jpg

La Navidad es un momento en el que la gran mayoría de nosotros deja de lado los hábitos saludables que sigue a lo largo de todo el año. Por este motivo en esta época es cuando casi todos nosotros solemos ganar algunos kilos de más que luego cuesta mucho eliminar. Por ello en Vitónica queremos dar algunos consejos para evitar que esto suceda y podamos disfrutar de estas fiestas con total normalidad.

Las grandes comilonas y el exceso de alcohol suele ser el principal motivo por el que podemos poner en riesgo nuestra línea. A esto hay que sumar el tiempo que pasamos inactivos y en buena compañía con los seres queridos. Todo esto es una bomba, ya que perdemos la noción de lo que estamos ingiriendo, pues como siempre se ha dicho, cuando estamos en compañía y vemos comer a otros nosotros nos dejamos llevar también.

No acudir con hambre a las comilonas

En primer lugar lo que vamos a recomendar es control. Sabemos que es difícil de cumplir, pero es necesario si queremos mantener nuestro peso. Hay una serie de fechas clave en Navidad en las que los excesos son habituales, por ello es mejor acudir a estas comidas y cenas sin demasiado hambre. Es necesario que nos mentalicemos que solamente hay que comer lo que nuestro cuerpo necesite, y por ello la sensación de hambre no debe estar presente, pues nos incitará a comer más. Comer fruta entre horas o infusiones nos ayudará a mantener el estómago lleno y evitar los atracones.

Elegir bien los alimentos

Saber elegir los alimentos que van a conformar estas comidas navideñas es la mejor opción. En vez de decantarnos por los alimentos más calóricos y con mayor contenido graso, debemos utilizar otros como pescados o carnes magras entre las que vamos a destacar el pollo o el pavo. Prepararlas al horno o cocidas es la mejor solución y evitar añadirles ingredientes demasiado grasos. Ni que decir tiene que los dulces de las comidas navideñas deben ocupar un lugar secundario, incluso es mejor dejarlos de lado y simplemente centrarnos en la comida que es lo que realmente nos aportará nutrientes y calorías que no serán vacías.

Cuidado con el alcohol

El alcohol es otro de los protagonistas de la Navidad, y es que no hay comida o cena que se precie en la que no esté presente. Además de las salidas nocturnas en las que el alcohol es un elemento habitual. Por ello es necesario que evitemos una ingesta masiva de éste, ya que nos aporta calorías vacías, haciendo que nuestro peso aumente sin darnos cuenta. Por ello en las comidas recomendaremos simplemente ingerir una copa de vino que alternaremos con agua. En cuanto a las salidas nocturnas lo recomendable es decantarnos por otras bebidas que no contengan alcohol en exceso.

Mantener la actividad física

La actividad física es otro de los puntos en los que solemos fallar en estas fiestas, y es que la gran mayoría de nosotros no practica ningún tipo de deporte en estas fechas. Es cierto que la Navidad es tiempo para pasar en familia. Precisamente por esto podemos aprovechar para estar activos y salir a pasear con nuestros seres queridos. Recorrer la ciudad, parques, lugares en los que pasemos estas fechas, e incluso participar en las diferentes actividades que se ofrecen en Navidad, son buenas opciones a la hora de mantenernos activos y quemar así calorías.

Es cierto que los resultados no serán los mismos que cuando estamos activos al cien por cien, pero poner un poco de cuidado y mantenernos activos será una buena opción para poder mantener nuestro peso habitual sin problema. Es muy recomendable que si nos vamos de vacaciones realicemos algunos ejercicios en casa para mantener el tono muscular y evitar de este modo que a la vuelta de las vacaciones no estemos en forma.

Imagen | B Rosen

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios