Algunos puntos a tener en cuenta sobre el sudor

Síguenos

sudor

Cada vez que entrenamos el sudor está presente en nosotros. Como ya sabemos, el sudor es una respuesta que el organismo tiene a la hora de regular la temperatura corporal con el exterior. Cuando hacemos ejercicio la temperatura corporal aumenta, por lo que aumenta la sudoración, ya que es necesario que el cuerpo reajuste sus niveles y así poder seguir llevando a cabo la actividad en cuestión. Pero es cierto que no siempre sudar mucho es buen síntoma. Por ello en este post nos vamos a centrar en algunos puntos que tienen que ver con el sudor.

El sudor siempre es algo que está unido al deporte y al bienestar de nuestro organismo, pues el método que el propio organismo tiene a la hora de regular la temperatura interna. Pero no solamente este acto se queda en esto, sino que además tiene tras de sí una serie de factores a tener en cuenta y que dirán mucho de los procesos que nuestro cuerpo está llevando a cabo. Es cierto que la sudoración depende también de la persona, pero nosotros nos vamos a detener en algunos rasgos generales de la misma.

El sudor como regulador de la temperatura

Sudar es un proceso que se produce de manera espontánea en nuestro organismo. Sobre todo se produce cuando la temperatura externa es elevada y nuestro cuerpo necesita igualarse al ambiente. El organismo tiene constantemente una temperatura similar, por lo que cuando en el ambiente hace más calor, el sudor servirá para expulsar el exceso de calor que se acumula en el organismo, para de este modo seguir manteniendo la misma temperatura en el interior del organismo.

El mantenimiento de la temperatura del organismo es también lo que hará que cuando practicamos cualquier actividad física produzca en nosotros la sudoración. El ejercicio activa nuestro metabolismo, desencadenando una serie de procesos por los cuales la circulación sanguínea aumenta y con ella la actividad general del cuerpo. Este aumento de la actividad hará que la temperatura corporal tienda a aumentar, siendo el sudor la forma de regular este aumento de calor.

El sudor y la forma física

La sudoración dependerá en gran parte de la genética, pero la forma física de cada uno tiene mucho que ver en este proceso. Cuando nuestro cuerpo está acostumbrado a hacer deporte el aprovechamiento de los recursos y la obtención de energía por parte del organismo es mucho más eficiente. Al optimizar al máximo los recursos que el cuerpo nos ofrece, la temperatura corporal no aumentará tan bruscamente, por lo que la sudoración también disminuirá considerablemente.

Eliminación de líquidos

Otro punto a tener en cuenta acerca del sudor es que se trata de la eliminación de líquido por parte del cuerpo, pero no solamente eliminamos líquidos, sino que además expulsamos toxinas nocivas e innecesarias para el organismo, así como minerales necesarios para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Estos minerales son los que se conocen como electrolitos, que es necesario que repongamos para que los niveles del organismo estén en perfectas condiciones.

Para reponer los líquidos y los electrolitos perdidos a través del sudor es necesaria la ingesta de líquidos de manera constante, sobre todo cuando estamos realizando actividad física, donde los requerimientos por parte del organismo serán mayores. El consumo de líquidos como el agua o bebidas isotónicas, provistas de sales minerales, serán las mejores alternativas para que sudemos tranquilamente sin perder ningún nutriente de nuestro organismo.

Imagen | leo.prie.to

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios