Algunos puntos para acabar con la astenia primaveral

Sigue a Vitónica

cansado

La primavera es un periodo que para muchos de nosotros supone alergias y malestar, pero no solo eso es lo que nos preocupa en este periodo, sino que además tenemos que hacer frente a lo que se conoce como astenia primaveral. Los cambios que se producen en el ambiente, tanto de luz, como de temperatura afectan a nuestro cuerpo que lo manifiesta en forma de cansancio inusual y bajo estado de ánimo. Por ello nosotros en esta ocasión queremos dar algunos consejos para sobrellevar esto de la mejor manera posible.

Algunos signos indiscutibles de la astenia primaveral tienen una fuerte repercusión en nuestro organismo, ya que es donde se manifiestan en todo momento. Una fatiga elevada que nos deja casi sin fuerzas para afrontar los restos diarios. Una gran necesidad de descanso, unida a un sueño constante y pesadez articular, hacen que esta fase de transición no sea demasiado agradable para muchos de nosotros. Por ello es necesario que sigamos algunos consejos para minimizar al máximo estos síntomas.

La alimentación

En primer lugar vamos a detenernos en la alimentación. Es cierto que debemos adaptar nuestra alimentación de acuerdo con las situaciones por las que atraviesa nuestro cuerpo en las diferentes fases del año. En primavera, a causa de la astenia, nuestro organismo necesitará una dosis extra de energía para poder tirar para delante. Es momento de que nos detengamos en lo que ingerimos a diario y mejoremos estos alimentos para obtener los nutrientes necesarios para funcionar de manera correcta.

Dosis extra de energía

Incluir en la dieta dosis extra de energía a través de los cereales integrales es algo que debemos tener en cuenta, ya que de este modo conseguiremos mantener las pilas cargadas por más tiempo, ya que este tipo de cereales liberarán poco a poco la energía, de forma que el organismo los aproveche al máximo, teniendo siempre las pilas cargadas. Ingerir frutas de temporada también es algo que no debemos pasar por alto, ya que esto nos ayudará a conseguir también una energía sana y natural que nos mantendrá despiertos y más activos.

Evitar las grasas

Es importante evitar el consumo de grasas saturadas y de azúcares refinados, que nos darán una dosis momentánea de energía, que enseguida se desvanecerá y perderemos la fuerza volviendo a sentirnos cansados. Consumir ácidos grasos mono insaturados, omega-3 y azucares de origen integral, conseguiremos más fuerza para vencer la astenia primaveral.

Ejercicio físico

La realización de ejercicio es una buena manera de mantenernos activos y más despiertos en estos meses en los que nuestro cuerpo se debe acostumbrar a los cambios a los que se producen en el entorno. Para ello debemos optar por actividades que se adapten tanto a nuestra forma de vida como a nuestros gustos. Cualquier disciplina es adecuada, pues con ello conseguiremos estar más activos.

Cuidar la hidratación

Conseguir una buena hidratación del organismo es fundamental si lo que queremos es estar activos y en perfecto estado para hacer frente a los cambios que se producen. Junto a esto hay que tener en cuenta que el contacto con la naturaleza para obtener aire puro es un punto a nuestro favor para ayudarnos a mantenernos más activos. Respirar de manera profunda nos ayudará a sentirnos más enérgicos y con mejor predisposición frente a la rutina cotidiana.

Sustancias naturales que activan el metabolismo

Echar mano de sustancias naturales que activen nuestro metabolismo y nos hagan estar más activos es fundamental. En este caso lo que vamos a recomendar es la ingesta de infusiones como el té o diferentes extractos de hierbas que servirán para conseguir que nuestro cuerpo esté más despierto y en mejor estado de manera sencilla y sin apenas darnos cuenta. Esta medida es un buen complemento a los antes mencionados.

Imágenes | fmgbain

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios