Cinco alimentos que no deben faltar en nuestra dieta tras las fiestas

Sigue a Vitónica

comida-sana.jpg

La Navidad significa excesos a nivel alimenticio. Estos excesos suponen en la mayoría de los casos un desajuste para nuestro organismo, ya que por norma general los alimentos de estas fechas suelen ser ricos en calorías y grasas. Por ello es necesario que una vez terminadas las fiestas volvamos poco a poco a la normalidad y demos a nuestro cuerpo su estado habitual. Para lograrlo en este post queremos destacar cinco alimentos que no deben faltar tras la Navidad.

Muchas personas eligen como opción tras las fiestas realizar una dieta depurativa en la que al ingesta de alimentos se centra solamente en consumir frutas y verduras durante una serie de jornadas para así conseguir depurar el organismo y devolver a éste su estado habitual. Es una buena opción, pero elegir los alimentos adecuados para mantener nuestro cuerpo en su estado idóneo es lo esencial a la hora de recuperarnos cuanto antes.

Frutas y verduras

Un alimento que no debe faltar es la fruta y las verduras. Su alta cantidad de vitaminas y de fibras nos ayudarán a la hora de depurar el organismo y reparar los daños causados por los excesos de las fiestas. Las vitaminas se ocuparán de dotar a los tejidos y órganos de su estado habitual, además de protegerlos de los ataques de los radicales libres. La fibra en cambio nos ayudará a eliminar las toxinas acumuladas a lo largo de las fiestas a través de los excesos cometidos.

Cereales integrales

Consumir cereales integrales es esencial para conseguir que nuestro organismo se recupere de los excesos acaecidos en Navidad. Los cereales integrales nos aportarán hidratos de carbono complejos que se liberarán de manera lenta en el organismo, dotándonos de energía suficiente sin elevar los niveles de glucosa y evitando la transformación de la misma en grasa. Es una de las mejores maneras de controlar el peso después de las fiestas.

Pescado azul

El pescado azul es otro alimento que no debe faltar después de las fiestas, y es que es un tipo de alimento rico en ácidos grasos esenciales para el organismo como el omega-3 u omega-6. Estos ácidos grasos son de vital importancia para el organismo a la hora de mantener a raya los niveles de colesterol en sangre. Consumir este tipo de alimentos nos será de gran ayuda a la hora de compensar los excesos de grasas saturadas llevados a cabo en Navidad.

Legumbres

Las legumbres son otro tipo de alimento que debe estar presente en nuestra dieta tras haber sometido a nuestro cuerpo a los excesos de la dieta navideña. Las legumbres contienen una serie de nutrientes que nos ayudarán a regular los niveles de colesterol y reducir la glucemia en sangre. A esto debemos sumar su alto poder depurativo al contener grandes cantidades de fibra que nos ayudarán a eliminar toxinas del organismo.

Sopa

La sopa es otro plato muy recomendado ene esta época del año por el frío, pero también por la necesidad que tenemos de recuperar a nuestro organismo tras las fiestas. La sopa, elaborada con legumbres, verduras y algo de carne constituye un alimento nutritivo que nos ayudará a reponer las reservas de nutrientes del organismo, además de ser un alimento diurético, digestivo y que nos ayudará a matar el hambre con pocas calorías, consiguiendo así mantener nuestro peso de manera sencilla.

Es importante que tengamos esto en cuenta, ya que aunque no lo pensemos, es necesario devolver a nuestro cuerpo su estado normal tras los excesos propios de la Navidad. Simplemente se trata de adoptar una forma distinta de alimentación que nos ayudará a estar mejor en todos los aspectos.

Imagen | Cynthia Blue

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios