Cinco consejos para mejorar la circulación de las piernas cuando el calor más aprieta

Síguenos

piernas1.jpg

El aumento de las temperaturas trae consigo en muchas personas un empeoramiento de la circulación sanguínea que tiene como consecuencia una mayor retención de líquidos en algunas partes del cuerpo como las piernas. Esto hace que notemos las piernas más pesadas y nos molesten a la hora de caminar, correr, hacer ejercicio… Por este motivo es necesario que nos pongamos manos a la obra y evitemos la mala circulación en las piernas derivada del calor. Por ello en Vitónica vamos a destacar cinto puntos a tener en cuenta.

El frío es una de las mejores armas para mejorar la circulación sanguínea en todo nuestro cuerpo, y en concreto en las piernas. Por este motivo debemos convertirlo en algo habitual a la hora de combatir la mala circulación. Lo vamos a realizar de diferentes maneras. Para comenzar vamos a recurrir a un clásico dentro de los tratamientos para mejorar la circulación sanguínea, se trata de la aplicación de duchas de agua fría en las piernas. Estas las debemos aplicar por lo menos dos veces al día para relajar las piernas y mejorar su estado.

La inclinación de la cama en la que dormimos es otra medida que debemos llevar a cabo para mejorar la circulación en las piernas, y es que el mayor problema es que el retorno de la sangre no funciona bien, y esto es lo que causa la retención de líquidos y la mala circulación. Para fomentar este retorno colocar las piernas en alto es la mejor solución. Para lograrlo debemos elevar los pies de cama uno centímetros por encima del cabecero, o en su defecto colocar las piernas sobre cojines.

Otra solución para mejorar la circulación de las piernas y mejorar el drenaje de las mismas es utilizar paños empapados en agua fría y colocarlos sobre las piernas al irnos a dormir. Cubriremos toda su superficie con paños húmedos y después con toallas secas para mantener las piernas frescas y así estimular la circulación sanguínea al máximo mientras descansamos.

Los masajes son otro remedio que debemos tener en cuenta para mejorar el estado de nuestras piernas, y es que con ellos estimularemos la circulación sanguínea acelerándola y mejorando el retorno. Algo que nos evitará la acumulación de líquidos en esta parte del cuerpo. Estos masajes nos los podemos dar nosotros o puede ser otra persona la que nos los aplique. Para realizarlos podemos utilizar cremas refrescantes efecto hielo que aumentarán los efectos propios del masaje.

Como habitualmente sucede, el deporte es una de las mejores herramientas para mejorar la circulación. En el caso de las piernas es algo indispensable que no podemos dejar de lado, ya que el sedentarismo es un enemigo directo contra la buena circulación. Por ello es necesario que nos levantemos a andar, correr, andar en bici o realizar cualquier tipo de actividad que active nuestro organismo y nos ayude a mantenernos sanos.

Imagen | ven-

En Vitonica | Consejos para mejorar la circulación de las piernas
En Vitonica | ¿Qué deporte hago para mejorar la circulación en las piernas?
En Vitonica | Algunos trucos para mejorar y evitar las varices

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario