Comer rápido, una serie de riesgos para nuestro organismo

Sigue a Vitónica

comer.jpg

Las prisas suelen el compañero de muchos de nosotros día a día, y esto lo solemos notar en las horas de la comida, ya que la mayoría de nosotros suele dedicar muy poco tiempo a este acto que es más importante de lo que pensamos y que requiere su tiempo.

Comer deprisa puede constituir un riesgo muy importante para nuestra salud, concretamente en lo que al aparato digestivo se refiere, ya que el funcionamiento de este empeora considerablemente y con él la asimilación de los alimentos por parte del organismo, algo que nos afectará sobre manera a la hora de mantener una correcta salud física. Por este motivo es importante que sepamos comer correctamente y los riesgos que nos puede acarrear alimentarnos rápido.

Siempre se ha dicho que con diez minutos es suficiente para comer, pero realmente no es así, ya que comer no es ingerir alimento sin más, sino que tenemos que saber cómo hacerlo para que el cuerpo pueda asimilar el alimento de la mejor manera sin que apenas nos afecte este hecho. Para hacerlo de la manera adecuada simplemente tenemos que seguir una serie de consejos. Lo fundamental es dotar a la hora de la comida de la importancia que tiene, por lo que debemos dedicarle el tiempo necesario para ingerir el alimento correctamente.

Comer deprisa es lo peor que podemos hacer. Masticar los alimentos es el primer paso de una buena digestión. Nuestra boca dispone de una serie de glándulas que segregan saliva, una sustancia necesaria para ayudar a nuestro estómago a digerir los alimentos. Por este motivo es importante que mastiquemos correctamente para realizar bien la salivación de los alimentos, ya que de esta manera estaremos facilitando la digestión a nuestro estómago y acelerando este proceso.

Comer en cinco minutos es lo pero que podemos hacer, pues normalmente esta prisa suele ir acompañada de ansiedad que no solamente nos hace masticar mal, sino que además consigue que abramos demasiado la boca al introducir los alimentos ingiriendo la comida acompañada de mucho aire que nos provocará gases y dolores estomacales. El exceso de gas acabará por hincharnos el vientre y dándonos molestias derivadas de esta situación.

Masticar mal los alimentos hará que las digestiones se hagan más lentas y pesadas, con todo lo que esto conlleva para el organismo, y es que la asimilación de los nutrientes es mucho peor y el cuerpo no los procesará de forma correcta. Algunos de ellos como las grasas y demás no se absorben adecuadamente y acaban por asimilarse en el organismo y hacernos más mal que bien. Además, este proceso acaba por ralentizar nuestro metabolismo, que se ve arrastrado por la lentitud de la digestión, con lo que consumimos menos energía.

Debemos ser concientes de que tenemos los dientes, las mandíbulas y la lengua para algo. Masticar correctamente debe ser un hábito, y de nada sirve correr para terminar entes, ya que esto nos dará una digestión pesada que además nos dotará de un estado de adormecimiento que evitará que rindamos correctamente, ya que el cuerpo funcionará más lento para hacer frente a esa digestión pesada.

Imagen | SXC

En Vitonica | Masticar bien los alimentos para comer menos y mejor
En Vitonica | Trucos para comer un poco más despacio
En Vitonica | ¿Es perjudicial para nuestra salud comer deprisa?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios