Disco de equilibrio para mejorar nuestros entrenamientos

Síguenos

equilibrio1.jpg

La fuerza, el estado de los músculos, la alimentación… son variables que intervienen directamente en nuestro rendimiento a la hora de entrenar, pero hay una entre ellas que tiene un papel importante y apenas reparamos en ella, se trata del equilibrio.

Cada vez se le da más importancia a esta variable, y es que no tenemos que pasar por alto su presencia en nuestros entrenamientos. El equilibrio influirá directamente en nuestra estabilidad corporal y en la forma que vamos a tener de llevar a cabo el ejercicio optimizando los movimientos para trabajar de la mejor forma. Por esto es importante que entrenemos el equilibrio, y el disco de equilibrio es una buena forma de hacerlo.

El disco de equilibrio es una de las formas más antiguas de trabajar el equilibrio que existe. Hoy en día se utiliza habitualmente en fisioterapia para conseguir controlar las diferentes partes de nuestro cuerpo, lo que lo convierte en una buena manera de trabajar nuestra estabilidad y coordinación corporal. Pero también puede ser un habitual en nuestras rutinas.

El disco de equilibrio se compone de dos partes fundamentales y simples. Por un lado tenemos una tabla redondeada que puede ser de plástico o madera. La única condición es que sea rígida para poder apoyarnos en ella sin problema y así trabajar el equilibrio. Esta tabla se sujeta sobre un pequeño rodillo que gira y que la mantiene inestable.

El disco de equilibrio se utilizará de diferentes maneras, ya que podemos colocarnos sobre la tabla de pie e intentar mantener el equilibrio y aprender a controlar nuestro cuerpo. Pero no solamente de pie lo podemos utilizar, sino que podemos colocarnos con los pies en alto y con las manos sobre la tabla intentando mantener el equilibrio de la parte superior del cuerpo.

Trabajar con el disco de equilibrio nos permitirá mejorar el control general del cuerpo, ya que aprenderemos a estabilizar nuestra postura, y aumentar la coordinación general de todas las partes del cuerpo. Esto es fundamental para tener el control sobre todos los músculos del cuerpo, algo totalmente necesario para realizar correctamente los diferentes ejercicios y optimizar los esfuerzos.

A partir de ahora el equilibrio tiene que formar parte de nuestros entrenamientos, y es que a pesar de no parecerlo es más importante de lo que pensamos. El disco de equilibrio es una forma de hacerlo, pero existen muchas más que no debemos pasar por alto.

Imagen | SXC

En Vitonica | Tai Chi: equilibrio, respiración y fuerza (I)
En Vitonica | Practicar yoga mejoraría la estabilidad y el equilibrio en personas mayores
En Vitonica | Ejercicios con fitball para fortalecer el core

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario