Compartir
Publicidad
El aceite de pescado, ¿de verdad es un súper alimento?
Alimentos

El aceite de pescado, ¿de verdad es un súper alimento?

Publicidad
Publicidad

La grasa propia del pescado es rica en lípidos de buena calidad entre los que destaca el omega 3 o ácidos grasos esenciales para el organismo, sin embargo, el aceite de pescado, ¿de verdad es un súper alimento?

Como todos los aceites, el de pescado es 99,9% grasa, siendo la mayoría de estas poliinsaturadas y monoinsaturadas. A diferencia de otros aceites, el de pescado sí posee colesterol en cantidades que rondan los 600 mg por cada 100 gramos, porque es de origen animal, y también, es buena fuente de vitamina D y A.

Hasta no hace mucho tiempo atrás el aceite de pescado sólo se destinaba a la acuicultura o bien, se desechaba tras obtener la harina de pescado. Sin embargo, hoy en día su alta concentración de ácido eicosapentanóico (EPA) y docosahexanoico (DHA), lo han vuelto en un ingrediente de gran valor nutricional para elaborar suplementos alimenticios, emulsiones, cosméticos y demás.

Los beneficios del aceite de pescado

Los beneficios del aceite de pescado recaen en su tipo de grasas, los omega 3 que aunque también encontramos en alimentos vegetales, según un estudio publicado en The American Journal of Clinical Nutrition no tienen igual efecto, ya que el acido alfa linolénico que se encuentra en fuentes vegetales no tiene los beneficios a nivel cardiovascular y sobre el riesgo de muerte por cualquier causa que sí tiene el omega 3 del aceite de pescado.

Según una investigación publicada en la revista científica Hypertension, el aceite de pescado, consumido en dosis altas cercanas a los 4 gramos por día, puede reducir la presión arterial, sobre todo en personas hipertensas y de mayor edad. Esto junto a su poder de reducir los triglicéridos en sangre, aunque no produzca cambios significativos en los niveles de colesterol según concluyeron científicos de Australia, podría ser clave para beneficiar la salud cardiovascular.

1366 20002

Asimismo, se ha demostrado en pacientes con artritis reumatoidea su efecto aniinflamatorio que puede mejorar el funcionamiento cardiovascular también además de reducir síntomas de enfermedades articulares como la antes dicha. Efecto que se comprobó con dosis muy altas de aceite de pescado y que no se observó con suplementos de aceite de oliva.

Al parecer, la mayor parte de los beneficios del aceite de pescado se obtienen con dosis que superan los 3 gramos diarios y debidas principalmente a su contenido en omega 3, un tipo de grasa que también podemos encontrar en pescados azules en proporciones cercanas a los 3 gramos por ración.

Además, como señala una investigación realizada en Estados Unidos, el pescado azul también contiene buenas proteínas, minerales y vitaminas que pueden beneficiar la salud, más allá de sus grasas que encontramos en el aceite de pescado. Por lo tanto, el aceite de pescado no es en verdad más destacable que el pescado azul y por ello, recomendamos consumir este último para prevenir enfermedades y proteger el organismo, ya que los suplementos no ofrecerían mayores beneficios.

Recetas que contienen aceite de pescado

Si bien el aceite de pescado se consume en muchos casos como suplemento, en cápsulas, la realidad es que tanto el EPA como el DHA, sus principales ácidos grasos, podemos obtenerlo con pescados azules tales como el salmón, bacalao, sardinas, anchoas, arenque, caballa o atún. Por eso, te proponemos sumar aceite de pescado y muchos otros nutrientes de calidad a la dieta con su consumo, que podemos incorporar a diferentes recetas:


1366 2000

Con todos estos platos no sólo incorporaremos omega 3 y sus beneficios sino también, otros buenos nutrientes propios del pescado azul que nos ayudan a cuidar la salud con una dieta equilibrada.

Bibliografía consultada | Rev. chil. nutr. vol.39 no.2 Santiago jun. 2012; Am J Clin Nutr July 2006; vol. 84 no. 1 5-17; Journal of Hypertension: August 2002 - Volume 20 - Issue 8 - pp 1493-1499; International Journal of Cardiology, Volume 136, Issue 1, 24 July 2009, Pages 4-16; The Journal of Rheumatology [01 Oct 1988, 15(10):1471-1475]; Regulatory Toxicology and Pharmacology, Volume 38, Issue 3, December 2003, Pages 336-344.
Imagen | iStock y Directo al Paladar

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos