Compartir
Publicidad

Estos batidos tienen más calorías que un menú Big Mac y más azúcar del que deberías consumir en una semana

Estos batidos tienen más calorías que un menú Big Mac y más azúcar del que deberías consumir en una semana
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Son bonitos, altamente "instagrameables" y deliciosos. Pero también contienen en una sola taza más del 75% de las calorías que deberías consumir en un día (si nos basamos en una dieta tipo de 2000 kilocalorías diarias) y más azúcar añadido del que la Organización Mundial de la Salud recomienda no superar en una semana.

Se llaman Monster shakes o Crazy shakes y llevan ya un tiempo siendo una de las tendencias en redes sociales. Quizás los más famosos sean los de Black Tap en Nueva York, pero podemos encontrarlos también en numerosas cafeterías, heladerías y locales especializados en España. Los analizamos y los probamos, y este es el resultado.

¿Qué hay dentro de un Crazy Shake o Monster Shake?

La idea es bastante sencilla: la base de este postre es siempre un batido, con un sabor a elegir entre varios (vainilla, fresa, chocolate, sabor a chicle... cualquiera que te puedas imaginar). Hasta ahí no diferiría demasiado del típico batido que podemos pedir al final de una comida.

Lo que distingue a estos batidos de cualquier otro es que en la parte superior llevan una buena cantidad de toppings que los coronan entre los que podemos encontrar gofres, donuts, algodón de azúcar, M & m's, chocolate caliente, galletas Oreo, nata montada o incluso chucherías o piruletas. Un "colocón" de azúcar en toda regla y de una sola sentada (y ya os contamos lo que ocurre en nuestro cuerpo cuando le metemos tal cantidad de azúcar de una sola vez).

Según el New York Post, estos batidos pueden contener alrededor de 1.600 kilocalorías en un solo vaso (gracias, sobre todo, a los diferentes toppings): un menú Big Mac, con su hamburguesa, sus patatas fritas medianas y su Coca-Cola de 400 mililitros, para que os hagáis una idea, contiene 1.013 kilocalorías según la información nutricional de Mcdonald's en su web.

La cantidad de azúcar en estos batidos es poco menos que salvaje: más de 200 gramos por vaso, según estiman en el Daily Mirror. Recordemos que la recomendación de la Organización Mundial de la Salud es no sobrepasar los 25 gramos de azúcar añadido al día, y que incluso se están planteando reducir esa recomendación hasta los 10 gramos diarios.

El precio de estos batidos no suele ser muy alto: entre los cinco y seis euros en los locales que los ofertan aquí en España, y un poco más alto en Estados Unidos (unos 15 dólares por batido, aunque son también un poco más grandes).

Una de nuestras compañeras de Weblogs los ha probado en Galicia y nos cuenta su experiencia:

En mi caso era un domingo por la tarde de estos de lluvia que te metes en cafeterías y coges la carta y dices... "hombre, me apetece chocolate". Y como ya habíamos visto alguna foto de los batidos, pues los pedimos. Yo pedí un batido sabor Kinder Bueno (los hay de Oreo, Kit-kat y no recuerdo si alguno más, aunque supongo que sabrán todos muy parecido), con un donuts normal por encima, más nata y chocolate líquido por encima del donuts y un barquillo a modo de cañita.

Me gusta el dulce con lo cual no me resultó empalagoso, aunque al final sí que es verdad que cuesta un poco terminarse el batido.

Esto a las seis de la tarde de merienda. A la hora de la cena, pues cena.

Otra opción dulce: los Bubble Waffles

Una opción dulce más "moderada" (dentro de lo que cabe) y que ha llegado hace poco a nuestro país son los Bubble Waffles: cucurucho de gofre, helado de diferentes sabores y toppings a elegir entre los que podemos encontrar galletas, gominolas, siropes de sabores, azúcar glas, Conguitos y también fruta fresca.

En la web de Mondelez, la multinacional de alimentación, podemos encontrar la receta e información nutricional de uno de estos Bubble Waffles, en este caso elaborado con galletas Oreo, helado de vainilla y nata montada: 840 kilocalorías por unidad y 47 gramos de azúcar. Menos de lo que contienen los Monster Shakes, pero aun así, poco recomendable si lo que estamos buscando es una merienda mínimamente saludable.

Otra de nuestras compañeras de Weblogs, Pilar Fernández, los ha probado en Bilbao, y nos cuenta su experiencia:

Han abierto hace poquito una tienda muy pequeña en el casco viejo de Bilbao. La descubrí dando una vuelta por la noche y olía que era una delicia. Entré —soy una golosa empedernida y me encanta probar estas cosas— y eché un vistazo. Hay pocos sitios donde hagan gofres caseros y no te den la morralla industrial de sobre. Aquí, además de hacerlos en el acto, puedes elegir de qué quieres que vaya relleno, si quieres añadirle algún topping por encima o si le pones helado.

La primera vez lo pedí con Nutella por encima y la verdad es que no me resultó nada empalagoso (y es bastante abundante, la verdad). La masa no es ni remotamente tan dulce como la del gofre industrial, y es muchísimo más esponjoso, con lo cual te lo comes casi sin darte cuenta.

Eso sí, la segunda vez pequé de ansias y lo rellené de chocolate negro (además de la Nutella) y ahí sí me cansó un poco más. Pero si eres capaz de pedir aplicando el raciocinio, es un postre muy rico y bastante ligero.

Imágenes | Black Tap
En Vitónica | Pastelería sin azúcar: siete recetas tentadoras y saludables
En Vitónica | Tu dieta semanal con Vitónica: menú libre de azúcar

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio