Compartir
Publicidad

Soy una corredora lenta y no por ello soy menos runner

Soy una corredora lenta y no por ello soy menos runner
Guardar
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Es necesario correr a 5:00 min/km para disfrutar de una carrera? ¿Te quitan el carnet de runner si no corres una maratón? Muchas de las personas que corren lento o no corren muchos kilómetros se avergüenzan de ello y prefieren salir a correr en solitario y evitar las salidas en grupo o los grupos de entrenamiento por miedo a no encajar con aquellos que valoran, por encima de todo, las marcas y el kilometraje de los demás.

Pero la realidad es que para ser corredor o runner, cada uno que lo llame como quiera, no necesitas más que ponerte las zapatillas y salir a correr de manera habitual. Puede que no hayas participado en una maratón (quizás no lo has hecho todavía o quizás no lo vas a hacer nunca) y puede que corras por encima de 6:30 min/km, pero ¿sabes qué? Eres igual de runner que los demás.

¿Quién decide qué es running y qué no lo es?

correr-lento

Hace poco, el ex-atleta Fabián Roncero, uno de los más admirados durante años en el panorama del atletismo español e internacional, daba unas polémicas declaraciones con motivo de la presentación de su libro al hablar del running popular: "Hasta mi abuela es 'finisher' tardando 18 horas, ¿pero qué mérito tiene eso? Yo no se lo veo".

Si hablamos de running popular, ¿eres menos finisher de una carrera por haberla corrido más lento? "Legalmente" la respuesta es muy sencilla: si cuando has entrado en meta, la meta estaba abierta, entonces eres finisher. Sin más, y sin importar si has tardado 30 minutos o 50 en recorrer los 10 kilómetros. Al menos eso es lo que figura en el reglamento de las carreras.

En cuanto al tema del mérito, no tiene sentido una valoración personal: por un lado porque, a no ser que seas Kimetto, siempre va a haber alguien que corra una maratón más rápido que tú y que, por tanto, pueda decir que lo tuyo no tiene mérito. Por otro lado, porque no conoces las circunstancias personales de cada uno: quizás alguien ha salido de una lesión o de una enfermedad, o es la primera vez que corre esa distancia: cada uno somos diferentes.

¿Cuánto hay que correr para ser runner?

correr-lento

El tema de las distancias es otro de los que suele salir a relucir cuando hablamos de "runners" y de "corredores", una diferenciación que muchos se empeñan en hacer y que personalmente no veo cuando hablamos de corredores populares. Parece que para muchos, si no corres una maratón, no eres corredor.

Antes de nada deberíamos tener claro que muchas de las personas que corren habitualmente y no corren una maratón no es porque no pueden: es porque no quieren, sea su razón cual sea. Quizás no tienen tiempo para entrenar, o prefieren dedicar ese tiempo a otras cosas, quizás su distancia es la media o los 10K, o simplemente no quieren correr más de esa distancia: todas las razones son igual de respetables.

Y tan runner o corredor es el que corre un 10 kilómetros como el que corre una maratón, porque los dos han cruzado una meta. Yendo más allá, no es necesario siquiera, desde mi punto de vista, cruzar una meta: si corres 10 kilómetros de Príncipe Pío al Matadero ida y vuelta y sales a correr de forma habitual, aunque no te apuntes a ninguna carrera, también eres runner.

Mi experiencia como runner lenta

correr-lento Lenta pero contenta en la Maratón de Madrid 2017 (foto de Roberto Vázquez)

Hay muchas cosas en el deporte que se me dan muy bien; por desgracia (o no) correr deprisa no es una de ellas. Soy lenta, bastante lenta, y creedme si os digo que no tengo ningún interés en correr más deprisa de lo que lo hago (más o menos a 6:00 min/km en una tirada de 10 kilómetros).

Ser lenta no me ha impedido correr distancias largas: hace dos años hice mi primera media maratón (a la que han seguido unas cuantas más) y este año debuté en la maratón de Madrid, una experiencia que recomiendo a todo el que tenga ganas de entrenarla. Aunque lenta y con unas marcas muy discretas, crucé la meta dentro de tiempo en ambas ocasiones y tengo mi medalla de finisher.

Ser lenta, por otro lado, me ha permitido conocer a un montón de runners geniales que no han dudado ni un momento en rebajar su ritmo para acompañarme en tiradas largas o para ayudarme a batir un récord personal en alguna carrera. También me ha permitido que todos mis amigos me animen al llegar a meta porque ellos han llegado hace un rato, y que las cervezas ya estén en la mesa al llegar la última al aperitivo después de una tirada larga: todo ventajas.

No os avergoncéis de ser runners lentos, si es que lo sois, y no os avergoncéis de correr un 10K en lugar de una maratón: cada cosa tiene su tiempo y su lugar, y cada persona sus propias circunstancias. Si sales a correr y disfrutas de ello, tú eres runner.

Imágenes | Fotografiando al mar, iStock, Roberto Vázquez
En Vitónica | "Este año empiezo a correr": todo lo que tienes que saber para empezar en enero y mantenerlo todo el año

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio