Publicidad

Zapatillas o dopaje: los nuevos récords en maratón son más tecnológicos que fisiológicos

Zapatillas o dopaje: los nuevos récords en maratón son más tecnológicos que fisiológicos
Sin comentarios

Desde 2016 se han batido todos los récords mundiales masculinos y femeninos desde los 5 kilómetros hasta el maratón. Ese mismo año aparecieron las zapatillas con placa de fibra de carbono. ¿Casualidad o causalidad? ¿Se hubiesen roto todos los récords sin ese nuevo avance tecnológico? ¿Innovación o dopaje?

En los juegos olímpicos de Beijing en 2008, Michael Phelps y otros atletas utilizaron un traje de baño de cuerpo completo que se prohibió dos años después porque añadían flotabilidad y velocidad a los nadadores. Pero en esos dos años se batieron más de 100 récords mundiales, por lo que la competición ya había sido adulterada.

El 12 de octubre de 2019, Eluid Kipchoge completó el maratón en 1 hora 59 minutos y 40 segundos en un evento no oficial corriendo con unas Nike Alphafly. El 13 de octubre, al día siguiente, Brigid Kosgei hizo el maratón en 2 horas 14 minutos y 4 minutos rompiendo el anterior récord que llevaba vigente 16 años en más de un minuto (81 segundos exactamente), corriendo también con zapatillas Nike con fibra de carbono.

Al igual que ocurrió con los bañadores, el 31 de enero de 2020, el organismo que regula el atletismo a nivel mundial (World Athletics) estableció unos límites de 40 milímetros en el tamaño máximo de suela, conteniendo solo una placa rígida de fibra de carbono, no más. Pero esas medidas no son suficientes ya que siguen mejorando, en gran medida, el rendimiento deportivo de los atletas.

Atletas corriendo

El 14 de agosto de 2020, Nike introdujo otro avance tecnológico en sus zapatillas con clavos, y se batió el récord mundial masculino en 5 kilómetros que había permanecido invicto durante 16 años. Ese mismo año se rompió el récord masculino de 10 kilómetros (válido durante 15 años) y femenino de 5 kilómetros (récord presente durante 12 años).

Aún no hay una evidencia exacta sobre cuanto se puede mejorar usando la citada tecnología respecto a no utilizarla. Existen algunos estudios observacionales que muestran que los maratonianos y maratonianas que utilizan zapatillas con fibra de carbono pueden completar la prueba de dos a cuatro minutos más rápido.

Han experimentado también haciendo que una atleta corra varias veces un 10 kilómetros, observando la diferencia de hacerlo con zapatillas sin la nueva tecnología, o con ella. La atleta que hizo la prueba obtuvo una mejora de un minuto al correr con las zapatillas con fibra de carbono (39 minutos 04 segundos) respecto a zapatillas “tradicionales” (40 minutos 03 segundos).

Limitar el uso de la tecnología para crear igualdad entre corredores es un aspecto sobre el que reflexionar. De no hacerlo, unos niños kenianos que corren imitando a sus compatriotas Eliud Kipchoge y Brigid Kosgei, difícilmente podrán ser como ellos sin ponerse sus zapatillas.

Vía | Recent Improvements in Marathon Run Times Are Likely Technological, Not Physiological

En Vitónica | Cómo entrenar para ganar resistencia en carrera

Imágenes | iStock

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio