Compartir
Publicidad
Circular en bici por la ciudad sin que te caiga una multa: esto es todo lo que debes saber
Ciclismo

Circular en bici por la ciudad sin que te caiga una multa: esto es todo lo que debes saber

Publicidad
Publicidad

De un tiempo a esta parte, cada vez son más las personas que optan por desplazarse en bici por las diferentes ciudades: muchos lo hacen concienciados con el medio ambiente, otros para sumar algo de actividad física a su día a día y otros también para ahorrarse un buen pellizco en lo que se refiere al gasto por movilidad.

Pero ojo, porque cirular en bicicleta por la ciudad, si no lo hacemos siguiendo las normas adecuadas, nos puede salir muy caro. Y es que, dado que la bicicleta es un vehículo, se rige por la normativa del Reglamento General de Vehículos que nos dice cómo debemos ir equipados en nuestra bici y cómo debemos circular.

Para que no te caiga una buena sanción por sorpresa (recordemos que el desconocimiento no nos exime del cumplimiento de las leyes) os contamos cómo tenemos que circular en bici por la ciudad para evitar las multas.

Todo lo que tienes que llevar en la bici para que no te multen

bicicleta-ciudad-multa

Circular en bici por la ciudad no es tan sencillo como sacar la bici de la tienda y decir "hala, ¡a dar pedales!". Hay una serie de requisitos y equipamiento que tienes que llevar en la bicicleta, tanto por tu seguridad como por la de los demás ocupantes de la vía pública. Veamos qué es lo imprescindible:

  • Luz blanca fija delantera: indispensable, tanto para hacerte visible por la noche como para ver tú mejor y para usar en condiciones climáticas adversas o cuando pasemos por algún túnel. De no llevarla, la multa puede ascender a 200 euros.

  • Luz trasera roja fija: muy importante para hacernos visibles, sobre todo por parte de los conductores de vehículos a motor. Hace poco hubo una polémica en torno a esta luz trasera: un ciclista que llevaba la luz roja trasera intermitente (para hacerse más visible) fue multado por ello con 200 euros. Las protestas del colectivo ciclista hicieron que, días después, el director de Tráfico firmara una instrucción para permitir el uso de luz roja trasera intermitente siempre y cuando no deslumbre a los demás conductores.

  • Catadióptrico trasero homologado: en color rojo y no triangular. Este retrorreflector aumenta la visibilidad de la bicicleta cuando es iluminado por los faros de un coche, de una moto o de otra bici. Opcionales son los catadióptricos en los radios de las ruedas de la bici.

  • Timbre: obligatorio también para circular en bicicleta, bajo riesgo de multa de 80 euros. Además de llevarlo en la bici, tiene que funcionar correctamente. Esto puede parecer una perogrullada, pero no sería la primera vez que a un ciclista le cae una multa porque lleva el timbre instalado pero no funciona. Mejor dar un par de timbrazos al salir de casa, por nuestra seguridad y nuestra cartera.

Tanto el casco como las prendas reflectantes solo son obligatorios en tramos interurbanos, en el caso de los adultos. Los niños menores de 16 años sí que deben circular con casco también por ciudad.

Las normas que debes cumplir para evitar multas con la bici

bicicleta-ciudad-multa

Saber circular de forma correcta con nuestra bicicleta en la ciudad es muy importante, no solo por el hecho de evitar las multas, sino para nuestra seguridad. A efectos legales, una bicicleta se considera un vehículo y debe seguir las mismas normas de circulación que los vehículos a motor.

Esto quiere decir que con nuestra bici tenemos que circular, o bien por la calzada, o bien por el carril-bici si existiera: la multa por circular por la acera puede ascender hasta los 60 euros y nos pone en peligro a los propios ciclistas y, por supuesto a los peatones.

Evidentemente, no podemos circular con nuestra bici como si estuviésemos en un circuito de velocidad: la velocidad máxima que no debemos rebasar es de 45 kilómetros por hora. Si la vía por la que circulación tiene una velocidad máxima más baja, deberemos respetarla también desde nuestra bici.

Las bicicletas, además, deben respetar la señalización de la calzada: agentes de circulación, señales circunstanciales, semáforos, señales verticales y señales viales, por ese mismo orden de prioridad. En algunos casos, como el del Ayuntamiento de Madrid, hay excepciones: se está trabajando actualmente en una nueva ordenanza que permitirá a los ciclistas pasar los semáforos en rojo si van a girar a la derecha, si el giro está permitido.

Como en los vehículos a motor, los ciclistas no pueden utilizar el móvil ni llevar auriculares mientras están conduciendo: da igual que utilicemos auriculares de conducción ósea, que no tapan el oído, o que usemos un solo auricular. Es considerado como una falta grave y la multa puede ascender a los 191 euros.

Como los conductores de los vehículos a motor, los ciclistas también pueden verse sometidos a un control de alcoholemia; y es que está prohibido conducir bicicletas con más de 0,25 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, o con más de 0,5 gramos de alcohol por litro de sangre. Las sanciones son las mismas que en el caso de los vehículos a motor y pueden llegar hasta los 1000 euros. Al volante y al manillar, cero alcohol siempre.

Imágenes | Pexels
En Vitónica | Guía para conductores y ciclistas: esto es todo lo que estás haciendo mal (aunque pienses que está bien)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio