Compartir
Publicidad
Todo lo que tienes que saber para moverte en bicicleta por la ciudad
Ciclismo

Todo lo que tienes que saber para moverte en bicicleta por la ciudad

Publicidad
Publicidad

Aumentar nuestra actividad física diaria es una de las mejores maneras que tenemos de cuidar de nuestra salud, y movernos en la ciudad en medios de transporte alternativos, como puede ser la bicicleta, puede ser una muy buena opción para adoptar hábitos saludables en nuestro día a día.

Pero, ¿sabes moverte en bici por la ciudad? ¿Sabes cómo debes circular y cuáles son las diferentes alternativas que tienes a tu alcance? Te contamos todo lo que necesitas saber para que vayas en bicicleta por la ciudad de forma segura.

Si vas en bicicleta, las normas de tráfico también son para ti

bicicleta-normas-circulacion

A efectos legales, una bicicleta funciona como un vehículo cuando nos desplazamos en la ciudad, y las normas de circulación aplican también a los ciclistas. Esto quiere decir que para poder circular con nuestra bicicleta tendremos que hacerlo o bien por el carril-bici, si es que lo hay, o bien por la calzada, como un vehículo más. En algunos municipios, dependiendo de sus normas, se puede circular por la acera, pero no suele ser lo habitual.

Al circular por la calzada debemos hacerlo siempre por el centro del carril para hacernos más visibles

Cuando circulamos por la calzada con nuestra bicicleta debemos hacerlo por el carril derecho (o por el izquierdo si vamos a realizar un giro a la izquierda) y no por el carril bus. Además, es importante que por nuestra propia seguridad circulemos por el centro del carril: esto nos ayuda a hacernos más visibles cuando vamos sobre la bicicleta y a evitar adelantamientos peligrosos o puertas de coches o taxis que se abren sin previo aviso cuando están estacionados.

También debemos tener en cuenta que tenemos que señalizar las maniobras que vayamos a realizar sobre la bicicleta: el giro a la izquierda se señaliza levantando el brazo izquierdo, el giro a la derecha puede señalizarse bien levantando el brazo derecho o bien levantando el izquierdo con el codo doblado a 90 grados. Si vamos a parar también conviene señalizarlo levantando ligeramente el brazo izquierdo.

Los pasos de cebra, a no ser que estén señalizados de otra manera, deberemos cruzarlos a pie como peatones, con la bicicleta de la mano. Algunos pasos de cebra en lugares donde hay muchas bicicletas pueden estar adaptados a ellas, con un carril señalizado por el que podemos pasar sin bajarnos de la bici.

¿Pueden multarme mientras voy en bicicleta?

Como decíamos, la bicicleta se considera un vehículo más y, por supuesto, también pueden multarnos por no cumplir las normas de tráfico. Una de las multas más frecuentes para los ciclistas es la que sanciona montar en bicicleta mientras llevamos auriculares: esto está totalmente prohibido, ya que merma la atención del ciclista a la calzada. Esta conducta está penada con multa de 200 euros, y aplica también si llevamos un solo auricular o si nuestros auriculares son de conducción ósea, sin que llegue a tapar el oído.

Las multas por conducir bicicletas con una tasa de alcohol superior a la permitida han crecido durante estos últimos meses, especialmente los fines de semana

Otra de las multas frecuentes que reciben los ciclistas es por conducir su bici con una tasa de alcohol más alta que la permitida. Si conducimos una bicicleta no podremos superar la tasa de 0,5 gramos de alcohol por litro de sangre o de 0,25 gramos de alcohol por litro de aire espirado. En cuanto a las cantidades de alcohol, la ley actúa del mismo modo que lo haría con un conductor de un vehículo motorizado con la única diferencia de que no conlleva una pérdida de puntos del carnet de conducir.

No llevar la señalización adecuada en la bici (una luz blanca fija delantera, una luz roja, fija o parapadeante, trasera y un catadrióptico trasero rojo no triangular) también es motivo de multa. Ojo con esto porque si no llevamos las luces reglamentarias pueden multarnos también aunque sea de día. El timbre también es obligatorio.

Otras acciones por las que pueden multarnos al montar en bicicleta por la ciudad son saltarnos un semáforo, circular por la acera o manejar el móvil.

Las diferentes alternativas para movernos en bici por la ciudad

bicicleta-normas-circulacion

En la actualidad las ciudades son cada vez más bike-friendly y más adaptadas a las bicicletas como medio de transporte. Son muchas las ciudades que se han sumado ya a ofrecer desde sus ayuntamientos alquiler de bicicletas, con o sin motor, para facilitar los desplazamientos de los ciudadanos. Entre las más conocidas podemos nombrar el BiciMad de la ciudad de Madrid, Sevici en la ciudad de Sevilla o Bicing en Barcelona.

Tampoco necesitamos disponer de una bicicleta propia para movernos en bici por la ciudad: los sistemas de alquiler de bicicletas compartidas como oBike u oFo ofercen una alternativa a aquellos que prefieran alquilar las bicicletas por tiempo o por trayecto sin tener que depender de los estacionamientos de carga de las bicis eléctricas y pudiendo salir así de la almendra central de las ciudades.

Antes de ponernos a pedalear de un lado a otro de la ciudad es conveniente que conozcamos el itinerario que vamos a seguir: para ello es una buena idea usar el servicio de itinerario en bici de Google Maps, que nos indicará cuál es la ruta más recomendada para nuestro viaje, así como otros datos interesantes como el desnivel que encontraremos en nuestro recorrido.

Cada día son más las personas que se suman a utilizar la bicicleta como medio de transporte en la ciudad, ¿te animas?

Imágenes | Unsplash
En Vitónica | Cómo funcionan las bicis eléctricas y por qué no te sirven para entrenar (pero sí pueden mejorar tu salud)

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos