Compartir
Publicidad

Otro de los peligros de los batidos detox: su alto contenido en oxalatos

Otro de los peligros de los batidos detox: su alto contenido en oxalatos
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hemos dicho innumerables veces que los batidos detox no tienen nada de especial más allá de... bueno, de ser batidos vegetales. A pesar de las mil y una bondades que se le asocian, la moda de detoxificar el cuerpo no tiene sentido biológico.

Sin embargo, una nueva preocupación se otea en el horizonte: los oxalatos. Estas sustancias están presentes en una cantidad mayor que la recomendada diariamente. Su consumo excesivo puede ocasionar problemas de salud. Por tanto, tomar demasiados batidos detox más que inocuo, podría resultar hasta perjudicial.

¿Qué es el oxalato y por qué me hace daño?

Ya en 2015, la Agencia de Seguridad Alimentaria europea, la EFSA, anunciaba un cambio en el patrón alimenticio que le resultaba alarmante: el exceso de consumo dentro de la moda denominada "detox" podría producir un consumo excesivo de oxalato diario.

Pero, ¿qué tiene el oxalato de malo? Esta molécula es una sal del ácido oxálico que resulta tóxica. El oxalato se une en el tubo digestivo a los iones de calcio, formando oxalato cálcico, que es muy poco soluble. Esto tiene dos implicaciones.

La primera es que elimina el calcio iónico necesario para las funciones celulares. La segunda es que cristaliza formando cálculos (o piedras) en el riñón, ya que no se disuelve en el agua que utilizamos para eliminar los desechos del cuerpo. Además, el oxalato es considerado un "antinutriente", ya que no solo reduce la cantidad de calcio, sino también la de hierro.

El oxalato, de hecho, es empleado por diversas plantas para protegerse del consumo animal. Así, algunos géneros de Dieffenbachia utilizan el oxalato cálcico para formar microagujas que destruyen los tejidos. Otros vegetales, muchos consumidos a diario, también tienen oxalato en su composición, pero no resultan peligrosos, a priori.

detox

La razón no es defensiva, sino que en muchos vegetales cumple una función metabólica o resulta del proceso de excreción natural. En concreto, la gran mayoría de hortalizas con alta cantidad de oxalato son inofensivas porque las cocemos. Al aumentar el calor, parte del oxalato se disuelve, perdiéndose en el agua que tiramos tras la cocción.

¿Cuántos zumos detox puedo tomar?

En los casos en los que hay precursores de piedras renales y otro tipo de problemas con el riñón, no se aconseja tomar más de 100 miligramos de oxalato diarios. Sin embargo, vegetales como las espinacas, el arroz integral, las almendras, la patata con piel, la harina de soja... pueden contener entre 50 y 100 miligramos por ración. Esto no vale para las personas sin problemas renales, cuyo consumo puede ser bastante mayor (rondando los 300 y 500 mg por ración, como máximo)

Supongamos que consumimos un batido detox con 60 gramos de espinacas: estaremos consumiendo, al menos, unos 500 o 600 miligramos de oxalato. Si, además, lo hacemos diariamente, incluso varias veces, estaremos tomando una cantidad ingente de oxalato. ¿En qué momento empieza a ser perjudicial para el cuerpo?

La respuesta no es sencilla, porque el metabolismo, en este caso, no reacciona de forma rápida y tajante. Para las personas mayores, la cantidad de oxalatos máximos recomendados es mucho menor que para una persona joven, debido al funcionamiento de sus riñones. Por otro lado, como decíamos, a los batidos detox con alto contenido en oxalatos hay que añadir la cantidad de esta sustancia procedente del resto de ingestas.

oxalatos

Por si esto fuera poco, la cantidad de batidos depende de con qué estén hechos, ya que, como hemos visto, no todos los vegetales tienen la misma cantidad de oxalato. Esto hace que sea aún más complicado decir cuántos batidos podríamos tomar antes de que resulten peligrosos.

Por si todo esto fuera poco, la manifestación de un problema renal o una desnutrición, se da a la larga. En conclusión, ¿sabemos cuántos batidos detox pueden resultar malos para la salud? No. Pero eso no significa que no podamos dar una respuesta más práctica a la pregunta.

Lo mejor es no tomar batidos detox

En primer lugar, los batidos detox prometen mucho y no cumplen nada. Esto se debe, en primer lugar, a que no podemos detoxificar el cuerpo. De eso ya se encarga el hígado y los riñones. La única sustancia que ayuda en este proceso es el agua. Comer y beber solo sirve para mantenernos sanos. En ese sentido, es mucho más útil llevar hábitos de vida saludable que beber ningún tipo de batido detox.

En segundo, en todo caso, si elegimos mal la combinación de vegetales, o si abusamos de estos batidos detox, lo que estaremos haciendo es justo lo contrario a lo que queremos: aumentar la concentración de una sustancia tóxica (que no toxina). En tercer lugar, los batidos detox están asociados a dietas incoherentes y restrictivas.

Muchas de estas restringen la ingesta y ponen al cuerpo en un estado de estrés innecesario y peligroso. Y todo esto para ver que, en realidad, no sirven para perder peso ni para otras cuestiones de salud. Teniendo todo esto en cuenta, podemos responder a la pregunta que hacíamos antes.

"¿Cuántos zumos detox puedo tomar?", mejor no tomar ninguno. Mejor porque no vamos a tener resultados positivos, porque son caros e innecesarios, porque pueden desviarnos de nuestra meta de adquirir hábitos saludables y porque pueden resultar peligrosos. No quiere decir que un batido detox vaya a provocar con total seguridad un problema, desde luego. Pero, ¿quién querría meterse entre pecho y espalda un batido con esta posibilidad?

Imágenes | Unsplash

Vídeo | Vitónica TV en Youtube

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio