Lo que recomendamos evitar si quieres mantener el hambre bajo control

Lo que recomendamos evitar si quieres mantener el hambre bajo control
Sin comentarios

Para reducir el apetito y moderar el hambre favoreciendo la saciedad, hay muchos factores que contribuyen a la misma mientras que otros tienen el efecto contrario y constituyen lo que recomendamos evitar si quieres mantener el hambre bajo control.

Factores que alteran señales de saciedad y nos empujan a comer más

Tanto el hambre que constituye la necesidad fisiológica de comer para obtener energía, como el apetito que son deseos de comer, están influenciados por diferentes factores.

Mediados por hormonas, diferentes factores externos pueden empujarnos a comer más, reducir o entorpecer el logro de la saciedad y así, impedir un buen control del hambre y el apetito.

Así, si quieres comer menos o moderar adecuadamente el hambre, recomendamos evitar una excesiva variedad de alimentos o platos en cada comida, ya que debido a un proceso denominado saciedad sensoroespecífica, solemos comer más en estas condiciones. Así, aconsejamos que exista variedad a lo largo del día o la semana, pero no en cada ingesta.

También es importante evitar la ingesta rápida de alimentos, platos que no requieren masticación o que se ingieren sin cubiertos y por eso, solemos consumirlos de forma más acelerada, ya que a mayor velocidad de ingesta más cantidad solemos ingerir al entorpecer la señalización de la saciedad o ausencia de hambre.

El consumo de alcohol, de azúcares libres o añadidos y de sodio también son factores nutricionales que pueden reducir la saciedad y empujarnos a comer más.

Comer con distracciones, parados y realizando otras tareas también es algo que aconsejamos evitar si pretendemos mantener el hambre bajo control, al igual que es recomendable no descansar mal cada noche, ya que un sueño alterado afecta hormonas que señalizan el hambre y la saciedad, contribuyendo a una ingesta superior.

Ya sabes, así como podemos favorecer el control del hambre o la saciedad con algunos nutrientes y comportamientos, también debemos evitar otros como los antes dichos que pueden ocasionar el efecto contrario.

Imagen | Jumpstory

Temas
Comentarios cerrados
Inicio