Compartir
Publicidad

Quejas por demasiadas verduras en los comedores escolares: un ejemplo de la necesidad de una mayor educación nutricional

Quejas por demasiadas verduras en los comedores escolares: un ejemplo de la necesidad de una mayor educación nutricional
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Esta mañana nos hemos despertado con una noticia de La Voz de Galicia en la que se informaba de la preocupación de algunos padres gallegos por la alimentación que estaban recibiendo en los comedores de sus colegios en Ponteares y Mondariz. 

Hasta aquí no resulta demasiado sorprendente, pero la cosa cambia cuando el diario explica que el problema está en que el catering de estos comedores se basa en un "exceso de verduras". Algunos de estos padres aseguran que les dan demasiadas verduras "para ahorrar costes" y que, aunque están de acuerdo en que les den verduras, no en exceso "que no les conviertan en vegetarianos". 

De hecho, una de las quejas es que "tiran demasiado de ensaladas, verduras y frutas" y que en el primer plato suele consistir en verduras, como la menestra, y acompañan el segundo plato - ponen el ejemplo de canelones o estofado - también de verduras. Esta noticia nos sorprende no porque estos comedores ofrezcan demasiada verdura, sino porque las quejas de estos padres nos ofrecen un ejemplo de cómo nuestro concepto de alimentación saludable está alterado

Una dieta saludable y equilibrada es, precisamente, aquella que se basa en mayor medida en el consumo de frutas y verduras. Tanto es así que las recomendaciones indican que se deben alcanzar las tres porciones diarias de vegetal y las dos raciones de fruta al día

Gourmet 667595 1920

Unos hábitos de alimentación que nos ayuden a mantenernos saludables, prevenir enfermedades y evitar la obesidad - que cada vez afecta más a menores - es una que haga uso de las verduras como plato principal y acompañante de otros alimentos, y en el cual la fruta sea el postre más habitual y no la excepción. 

En cualquier caso, una de las cosas que estos padres comentan es que la presentación de estas verduras no resulta demasiado apetitosa para los menores, al presentarla mayoritariamente cocida. 

En este caso, los catering que ofrecen sus servicios en colegios, hospitales o centro de personas mayores tienen un reto intentando encontrar una manera de ofrecer una alimentación saludable a la par que atractiva y sabrosa, adecuada al colectivo a la que van dirigidas, tal y cómo nos contaba el nutricionista Juan Revenga hace unos meses. 

Sin embargo, parece importante que la población general reciba una mejor educación nutricional, de manera que el consumo de verdura como base de nuestra alimentación deje de parecernos un posible riesgo y el hecho de que no lo sea lo que realmente nos preocupe

Imágenes  | Pixabay

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio