Compartir
Publicidad
Una dieta equilibrada no es lo mismo que una dieta saludable
Dietas

Una dieta equilibrada no es lo mismo que una dieta saludable

Publicidad
Publicidad

En primer lugar quiero destacar que dieta es una palabra que la sociedad actual ha deformado bastante y la cual se utiliza en muchas ocasiones de forma errónea. Dieta es en definitiva, como bien dice la RAE: "Conjunto de sustancias que regularmente se ingieren como alimento".

Esto quiere decir que todo el mundo seguimos una dieta. Unos siguen una dieta hipocalórica, otros una dieta hipercalórica y otros una dieta normocalórica, si la clasificación es por comparación energética. Si categorizamos por otros parámetros, puede ser una dieta vegetariana o vegana cuando no se consume carne, dietas altas o bajas en carbohidratos, dietas hiperproteicas, etc. Pero ¿sabemos exactamente qué es una dieta equilibrada? hoy intentaré contestar a ello en este artículo.

Una dieta equilibrada diferente para cada persona

Podríamos decir que una dieta equilibrada es aquella dieta mediante la cual obtenemos todos los nutrientes necesarios para que nuestro organismo funcione correctamente y además estemos protegidos o al menos nos ayude a prevenir cierto tipo de enfermedades.

Dicho lo cual ¿una dieta equilibrada debe ser igual para todo el mundo? La respuesta lógica a esta pregunta es bastante clara: no, una dieta equilibrada no debe ser la misma para todo el mundo.

Como hemos explicado en multitud de artículos en esta web, cada persona tiene un gasto energético diferente en función del estilo de vida que siguen día tras día. Además del metabolismo basal, el cual depende inicialmente del sexo de cada persona, edad, altura y peso, el gasto por actividad física diario será totalmente distinto.

Una dieta equilibrada para una persona que realiza ejercicio físico 40 horas a la semana y que mide 180cm de altura no será la misma que para una persona de 166cm de altura que realiza 7 horas de ejercicio físico semanal. Tampoco será igual una dieta para un atleta de fuerza que para un triatleta o un fondista, por eso cada persona debe seguir unas pautas individuales ajustadas a su objetivo.

Una dieta equilibrada puede no ser saludable

comida basura

Hoy en día, según lo comentado anteriormente, una dieta equilibrada debería ser aquella que cubra todas las necesidades nutricionales de una persona para que su organismo funcione correctamente, sí, pero por desgracia se difunde el mensaje de que una dieta equilibrada es aquella en la que la proporción de calorías, grasas, carbohidratos y proteínas es la idónea.

Este es un mensaje erróneo que se transmite en nuestra sociedad, y más aún cuando se dan cifras absolutas de porcentajes que forman una dieta equilibrada, que actualmente son los siguientes según distintos organismos:

  • Entre un 50% y un 60% de hidratos de carbono
  • Un 15% o 20% de proteínas
  • Y un 20% o 30% de grasas

Además de que hablar de porcentajes generales es algo incorrecto, por lo comentado anteriormente: no es lo mismo una persona sedentaria que un atleta de fuerza o que un maratoniano. Si analizamos solo los macronutrientes y las calorías, sin fijarnos en su procedencia, podemos tener una dieta equilibrada pero no saludable.

Por ejemplo, podemos cumplir con nuestros porcentajes de macronutrientes y calorías a base de alimentos procesados, refrescos azucarados, alimentos altos en grasas hidrogenadas y otra serie de productos, pero esa dieta no será una dieta saludable, aunque sí equilibrada.

Por otra parte, puede ser que los macronutrientes no sean los idóneos y que la dieta no sea una dieta equilibrada, pero si las fuentes de alimentos son frutas, verduras, carnes magras y en definitiva alimentos que realmente son nutritivos, aunque la dieta no sea equilibrada, será una dieta saludable.

Dieta equilibrada y dieta saludable, lo ideal

comida sana

Lo ideal es que nuestra dieta sea lo más saludable posible y además sea equilibrada, sin lugar a dudas eso sería lo mejor para nuestro organismo y en lo que a deporte se refiere, sería también la mejor forma de rendir al máximo posible. Ya que, nuestro rendimiento, también estará muy influenciado por nuestra alimentación.

Aún así, es comprensible que no siempre se siga de forma estricta un tipo de alimentación que puede generarnos estrés, y en épocas en las que nuestra dieta es muy restrictiva calóricamente hablando, se entiende que algún día se "rompa" ese balance y se desequilibre un poco la dieta. El estrés puede ser peor que mantener la dieta al límite.

Ahora bien, entre una dieta desequilibrada saludable y una dieta equilibrada no saludable, es ligeramente mejor que exista un pequeño desequilibrio con alimentos saludables a mantenernos siempre en un mismo peso con una dieta equilibrada que no nos está realmente aportando los micronutrientes necesarios.

Se puede seguir una dieta equilibrada con un porcentaje alto de alimentos no procesados y verdaderamente nutritivos, en la cual de vez en cuando aparezca algún capricho menos saludable que no romperá nuestro equilibro nutricional y que seguirá siendo sano. Como siempre, todo es bueno en su justa medida y con cabeza.

Imagen | istockphoto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio