Compartir
Publicidad
Publicidad

Acupuntura, siglos de beneficios para la salud

Acupuntura, siglos de beneficios para la salud
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando pensamos en clavarnos agujas por todo nuestro cuerpo nos recorre una sensación de desasosiego y rechazo, pero no tiene por qué ser doloroso, y es que la acupuntura es un ejemplo de ello.

Se trata de una técnica milenaria utilizada en China para mejorar la salud desde hace muchos siglos. Y es que la máxima de la acupuntura es lograr concentrar la energía en diferentes puntos vitales de nuestro cuerpo para acabar así con problemas concretos de nuestra salud. Pero no solamente la acupuntura es tradición, sino que es una ciencia en sí misma.

La máxima que utiliza la acupuntura para su técnica de curación es la que se utiliza en toda la medicina oriental en la que el ser humano es un todo regido por un flujo de energía vital que es el que controla nuestro estado físico y mental. Cuando este flujo sufre alguna alteración desemboca en un trastorno que tiene consecuencias negativas para nuestra salud.

Según esta teoría oriental el cuerpo está formado por una compleja red de canales por los que fluye la energía, es decir, todas las partes de nuestro cuerpo está conectadas entre sí de una u otra manera. Por lo que si una parte de nuestro cuerpo sufre una alteración, esta se verá reflejada a través del flujo de energía en el punto que se comunique con este órgano.

Lo que busca la acupuntura con este principio de la comunicación de los órganos con puntos de energía del cuerpo es estimular estos puntos de energía y así poder influir en los órganos internos y conseguir sanarlos o mejorar su estado. En nuestro cuerpo contamos con 700 puntos de energía sobre los que trabaja la acupuntura y se distribuyen a lo largo de todo nuestro cuerpo.

El instrumento para conseguir esta estimulación son las agujas que varían de forma y material según el efecto que queramos conseguir. De esta manera las de oro tienen un poder estimulante, la plata sedante... Aunque las que se utilizan normalmente son de acero. También influye la profundidad a la que se introducen las agujas, el ángulo, la dirección...

La acupuntura suele utilizarse para solucionar problemas como dolores de cabeza y cervicales, dolores articulares, contracturas, estrés, ciática, alergias, problemas digestivos... Nunca se utiliza para remediar una enfermedad grave, pues lo aconsejable es acudir a un médico. Aunque la acupuntura es un buen aliado para combatir efectos secundarios o síntomas de una enfermedad.

La acupuntura debe realizarse siempre por un especialista en la materia, pues es un arte muy complejo que requiere amplios conocimientos de la técnica y de la forma en que debe ejecutarse.

En Vitonica | Crioterapia, el frío que cura En Vitonica | Jengibre, medicina oriental

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos