Publicidad

Día mundial del cáncer de mama: así es como un psicólogo puede ayudarte desde que recibes el diagnóstico y durante el tratamiento
Enfermedades

Día mundial del cáncer de mama: así es como un psicólogo puede ayudarte desde que recibes el diagnóstico y durante el tratamiento

Publicidad

Publicidad

Como cada 19 de octubre, hoy se celebra el Día Mundial Contra el Cáncer de Mama, como la finalidad de recordar el compromiso que tenemos contra un cáncer que afecta a una de cada ocho mujeres a lo largo de su vida según la Asociación Española Contra el Cáncer. Solo en España, durante 2019, se han detectado 33.307 nuevos casos.

Es, por tanto, el tipo de cáncer que más afecta a las mujeres de nuestro país. Por ello, la colaboración de diferentes profesionales sanitarios que ayuden y trabajen con estas mujeres de manera multidisciplinar es básica para ayudarlas tanto física como emocional y psicológicamente. Y es ahí donde un profesional de la psicología puede ayudar a quienes padezcan cáncer de mama.

El malestar emocional en los pacientes de cáncer

Istock 610262070

Es muy habitual y comprensible que tanto las personas que padecen cáncer, como sus familiares, pasen por momentos de estrés y de malestar emocional. Se trata de una enfermedad que, a nivel social, produce miedo, dudas y una gran incertidumbre y eso repercute directamente en el bienestar emocional de estas personas.

Un informe elaborado por la UCM sobre "Salud mental y malestar emocional en pacientes de cáncer" encuentra que alrededor del 50% de las personas que padecen cáncer sufren síntomas relacionados con la ansiedad, depresión o malestar emocional. Mientras que hasta cerca del 30% padecen trastornos psicológicos que irían más allá de los meros síntomas.

Esto puede generar un importante deterioro en la calidad de vida de los pacientes - más allá de los efectos de la enfermedad o del tratamiento - que puede afectar a todos los aspectos de su vida, incluida las relaciones sociales, tan importante en estos casos.

La terapia psicológica durante la enfermedad de cáncer

Sarah Cervantes Bobmnkvry0q Unsplash

Actualmente, existe en psicología una rama conocida como psicooncología, con profesionales que están especializados en el trato y trabajo con personas que padecen cáncer. A pesar de ser un área todavía demasiado desconocida para muchos pacientes, puede ser de gran ayuda para sobrellevar la tensión emocional que esta enfermedad puede suponer tanto para pacientes como para familiares.

Desde la Asociación Americana de Psicología indican recibir tratamiento psicológico específico puede ser muy beneficioso para los pacientes de cáncer e, incluso, ayudarles a participar de manera más activa en su propio tratamiento de manera que sientan también que tienen cierto control.

Esta asociación recomienda una combinación de terapia individual con terapia de grupo. Por una parte recibirían las ventajas del tratamiento individual en la modificación de patrones de pensamiento y conducta y, por otra, con la terapia de grupo, obtendrían apoyo emocional, comprensión y aprendizaje.

Así puede ayudar un psicooncólogo a pacientes y familiares

Istock 963433440

En apoyo de un psicooncólogo puede ayudar en las diferentes fases y etapas de la enfermedad.

En el momento del diagnóstico

Posiblemente uno de los momentos más difícil de una enfermedad como el cáncer de mama es el momento en el que nos informan del diagnóstico. Además de las dudas, llega el miedo a lo desconocido, a los posibles cambios en nuestra imagen, al dolor, etc. Se trata de un momento en el que la aceptación puede tardar en llegar y se suele responder con temor, ira o tristeza.

En esta fase el apoyo psicológico puede facilitar que la persona que ha sido diagnosticada se exprese y acepte y normalice las emociones que tiene. Además, es una fase en la que resulta de mucha ayuda este tipo de profesional ya que ayudará a derribar mitos, además de a dar las herramientas para comprender la información y, sobre todo, ser capaz de asimilarla.

Gestión del dolor y del tratamiento

El tratamiento contra el cáncer, especialmente en el caso del cáncer de mama donde puede suponer una cirugía muy invasiva con cambios de imagen muy importantes, puede resultar especialmente duro para los pacientes.

Un profesional de la psicología ayudará a aprender a manejar y gestionar el dolor y el malestar, pero también a prepararse para posibles cambios en la imagen, expectativas, etc.

Comunicación y cambios en las relaciones familiares

Las relaciones familiares también se ven afectadas. Todas las familias tienen sus rutinas muy marcadas, tanto en los roles entre ellos, como en las tareas, obligaciones, etc., que tiene cada uno. Sin embargo, con la llegada de una enfermedad como el cáncer estos roles suelen cambiar, pudiendo llegar a generar conflictos y dificultades.

Además, por no preocupar a los seres queridos, por miedo o por vergüenza, puede resultar difícil a los enfermos comunicarse con sus familiares y seres queridos y hablar de lo que sienten, lo que les preocupa, o necesitan. Los psicólogos podrán ayudarles a trabajar y aceptar los nuevos roles creados, así como a darles pautas de comunicación.

Sydney Rae Jk6kt2jmy4w Unsplash

Posibles recaídas y afrontamiento de las noticias

Uno de los grandes temores después de pasar por un tratamiento contra el cáncer de mama son las posibles recaídas. El tener el apoyo de un profesional de la psicología que nos ayude a manejar los tiempos de espera, el posible afrontamiento de noticias negativas o la anticipación que solemos sufrir en estos casos es clave para poder sobrellevarlo .

Vuelta a la vida sin la enfermedad

En algunos casos, es posible que a pesar del tratamiento, haya que afrontar el final de la vida. En estos casos, contar con un profesional que nos ayude a hacer nuestro propio duelo y aceptar el cierre es muy importante. Tanto para el enfermo como para los familiares.

Sin embargo, y aunque parezca sorprendente, en los casos de curación también suele ser necesaria la ayuda profesional. Y es que muchas personas presentan dificultades para adaptarse a la vuelta a la normalidad. Por una parte, estas personas pueden seguir mostrando síntomas de ansiedad o depresión.

Pero es que, además, es posible que los roles vitales hayan cambiado: han cambiado las relaciones familiares, puede que no puedas retomar tu trabajo habitual, etc. Adaptarnos a esto y aceptar que es posible que tu vida habitual no vuelva a ser como lo era antes de la enfermedad puede generar frustración y miedo. Un profesional de la psicología puede ayudarnos a replantear esos roles y darnos herramientas para manejar nuestra nueva realidad.

En Vitónica | Día Mundial del Cáncer de Mama: la autoexploración mamaria puede ayudarte a detectar el cáncer de forma temprana

En Vitónica |Un posible tratamiento para el cáncer de mama triple negativo, el más agresivo y más difícil de tratar

Imágenes | iStock, Unsplash

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir