Publicidad

La obesidad es algo más que un exceso de peso: su control sería más efectivo si nos centramos en factores causales

La obesidad es algo más que un exceso de peso: su control sería más efectivo si nos centramos en factores causales
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

De forma práctica los estudios epidemiológicos y muchos profesionales de la salud utilizamos el IMC (índice de masa corporal) que relaciona el peso con la talla para establecer un diagnóstico de obesidad y clasificarla. Sin embargo, una reciente guía clínica canadiense señala que la obesidad no debería definirse por el peso corporal si se desea contribuir a su control eficientemente.

La obesidad, mucho más que exceso de peso

En los últimos años el indicador más practico y usado para definir la obesidad ha sido el IMC, de manera tal que su tratamiento resulta en un abordaje simplista en el cual se debe propiciar la pérdida de peso a expensas de más actividad física y menor ingesta de alimentos.

La realidad es que la obesidad es una enfermedad crónica compleja en la cual el exceso de grasa corporal, su distribución y acumulación en el organismo pueden dar origen a diferentes consecuencias sobre la salud del organismo.

También sus causas son múltiples, incluido no sólo factores genéticos y metabólicos sino también, conductuales, emocionales, ambientales y otros, siendo sobre todos estos últimos los responsables del incremento en la prevalencia de la obesidad.

Todo esto nos lleva a pensar que más que buscar la pérdida de peso al abordar la enfermedad debemos pensar en la salud del paciente, considerando el porcentaje y distribución de grasa corporal, sus problemas metabólicos y las causas u origen, según indica la nueva guía clínica.

De esta forma, el control de la obesidad podrá ser más efectivo al centrarnos en factores causales y en mejorar la salud del afectado en lugar de buscar la pérdida de peso como fin último, muchas veces insostenible en el tiempo y por lo tanto, poco eficaz contra las altas cifras de obesidad.

Si realizamos un abordaje más amplio, con una mirada integradora de diferentes aspectos y causas, es probable que logremos mejores y mayores resultados en el control de la obesidad como enfermedad crónica no transmisible.

En Vitónica | Nuestros genes y el ambiente obesogénico: la principal causa de la pandemia de obesidad

Imagen | Unsplash

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios