Publicidad

Siete posturas de Yoga para llenarte de energía
Entrenamiento

Siete posturas de Yoga para llenarte de energía

Publicidad

Publicidad

Uno de los principales problemas que encontramos aquellos que tenemos un estilo de vida muy sedentario no es solo que tenemos una mala forma física, sino que tenemos menos energía que las personas que hacen deporte de manera habitual.

No es de extrañar que, en ocasiones, sintamos que estamos demasiado cansados o que nos falta la energía para completar todas las tareas que tenemos al día. Por suerte, hay actividades físicas como el Yoga que pueden ayudarnos a sentirnos más enérgicos en poco tiempo. Estas son algunas de las posturas que nos ayudarán a ganar energía poco a poco.

La pinza de pie (Uttanasana)

Istock 479904086

Se trata de una posición que nos exige mucho control corporal. Partimos de una posición de pie con ambos pies juntos. Inspiramos y al expirar flexionamos la cadera y bajamos nuestros tornos hacia las piernas hasta un ángulo de 90 grados.

Volvemos a inspirar y en la segunda expiración seguimos bajando hasta que la cabeza llegue a las rodillas. Podemos apoyar las manos en el suelo o agarrar nuestros tobillos. Podemos mantenernos en esta postura unos 30 segundos o un par de respiraciones, dejando nuestra cabeza relajada.

Si no somos capaces de hacer esta posición podemos comenzar con la media pinza o colocar unos bloques de espuma en el suelo, de manera que podamos apoyar las manos un poquito antes. Al elevarnos, después de varias respiraciones nos sentiremos muy relajadas y estiradas, pero también renovados y llenos de energía.

Perro hacia abajo (Adho mukha svanasana)

Istock 502532246

Se trata de una de las posturas más conocidas de Yoga y la podemos utilizar en numerosas rutinas gracias a sus beneficios. Se trata de una postura que nos ayuda a estirar la cadena posterior de nuestro cuerpo, pero también fortalece nuestra musculatura en espalda, cuello, hombros y abdomen, activándola. Esto hará que nos sintamos muy enérgicos.

Para realizar esta postura partimos de una posición de pie con los pies separados a la anchuraa de la cadera. Inspiramos al mismo tiempo que elevamos los brazos y al expirar flexionamos la cadera hasta que nuestras manos lleguen al suelo. Damos un paso hacia atrás y en la postura de V invertida llevamos la cadera al cielo. Podemos aguantar la postura unos 10 segundos.

La cobra (Bhujangasana)

Img 9399

Esta postura tiene el beneficio de expandir nuestro pecho y elevarse desde el esternón. Este hecho hará que sintamos cómo nos aporta mucha energía y facilitará que realicemos respiraciones más profundas. Además, nos aporta fuerza en los músculos de la espalda y de los brazos.

Desde el suelo, bocabajo, inhalamos y elevamos el torso estirando los brazos para elevar el pecho. Dejamos la cadera apoyada en el suelo, y los codos los mantenemos bien pegados al torso con las manos apoyadas firmes en el suelo. Mantenemos los hombros atrás y abajo y la cabeza al frente sin arquear el cuello.

Postura del guerrero I (Virabhadrasana I)

Istock 182119367

La primera posición del guerrero nos ayuda a fortalecer nuestras piernas y glúteos, pero también nos ayuda a aumentar nuestra capacidad de resistencia, lo que nos hará sentir mucha más energía para soporta el día.

Para realizarlos partimos de la posición de pie inhalamos y damos un paso largo hacia la izquierda separando nuestros pies a un metro de distancia más o menos el uno del otro. Giramos el pie que hemos movido hasta unos 90 grados y el otro lo movemos hasta unos 45 grados. Giramos el tronco para alinear caderas y pie. Mantenemos la posición 10 segundos.

El guerrero II (Virabhadrasana II)

Istock 588960896

Esta postura nos ayuda a abrir el pecho y fortalecer los pulmones lo que permite que hagamos respiraciones más profundas que resulten vitalizantes y nos hagan sentir más enérgicos. Es una postura ideal para combatir el cansancio.

Se parte también de la postura de pie e, igual que antes, inspiramos y damos un paso largo con la pierna izquierda. Posteriormente, giramos ese pie 90 grados, dejando el otro quieto. Abrimos los brazos hasta formar un línea recta y flexionamos nuestra rodilla derecha.

Postura del arco de Yoga (Dhanurasana)

Istock 1066259556

Se trata de otra postura que fortalece nuestros músculos, especialmente los de la espalda, de manera que nos sintamos más fuertes y más enérgicos. Comenzamos tumbados en el suelo bocabajo y los brazos extendidos a los lados de nuestro cuerpo. Flexionamos primero una pierna y con la mano del mismo lado sujetamos el empeine del pie. Después hacemos los mismo con la otra pierna.

Acercamos los pies a nuestros glúteos. Cuando estamos en esa posición intentamos extender las piernas al tiempo que elevamos nuestro tronco al mismo tiempo que inspiramos. Mantenemos esta posición durante cinco segundos. Podemos descansar y repetir.

Luna creciente (Anjaneyasana)

Istock 543173856

Otra postura que nos permite abrir mucho el pecho, al mismo tiempo que fortalecemos la musculatura. Al mejorar nuestra respiración y fortalecernos, la energía será mucho mayor en nosotros.

Para comenzar esta posición nos colocamos de rodillas con la pierna derecha adelantada y apoyamos nuestras manos por delante de nuestro torso. Colocamos el pie derecho entre ambas manos. Estiramos bien la pierna izquierda sobre el suelo y abrimos las caderas. Incorporamos nuestro torso y apoyamos las manos sobre el muslo derecho.

Posteriormente, inhalamos y elevamos los dos brazos unidos por encima de nuestra cabeza. De esta manera abrimos el pecho. Inspiramos otra vez y llevamos nuestra cabeza hacia atrás.

En Vitónica |Siete posturas de Yoga para complementar tu entrenamiento en el gimnasio

En Vitónica |Los beneficios del Yoga que notarás desde el primer día

Imágenes | Unsplash, iStock

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir