Publicidad

Tres ejercicios de cardio que puedes hacer en casa o en el gimnasio sin moverte del sitio
Entrenamiento

Tres ejercicios de cardio que puedes hacer en casa o en el gimnasio sin moverte del sitio

HOY SE HABLA DE

Cuando pensamos en entrenamiento de cardio seguramente lo primero que se nos venga a la mente sea salir a correr. También es posible que ahora que están llegando los días más frío pensemos "oye, qué pereza salir a la calle a congelarme, con lo a gusto que estoy en casa calentito". Para que la pereza por salir fuera de casa y pasar frío no sea un impedimento para entrenar, te traemos tres ejercicios de cardio que puedes hacer sin moverte del sitio y que puedes practicar en tu salón, en el gimnasio o donde más te apetezca.

Jumping jacks: un clásico que nunca muere

Posiblemente uno de los ejercicios más utilizados en todos los ámbitos, sobre todo a la hora de entrar en calor antes de comenzar a entrenar. Los jumping jacks, con todas sus variaciones, son un buen ejercicio para poner en marcha todo nuestro cuerpo (en ellos están implicados piernas, brazos y core) y para subir las pulsaciones poco a poco.

A la hora de hacerlos correctamente, recuerda que los brazos deben subir por encima de la cabeza: dar una palmada te ayuda a comprobar que, efectivamente, los has subido lo suficiente. Si buscas un entrenamiento retador, puedes combinarlos con otros ejercicios dentro de un Tabata de cuatro minutos.

Saltar a la cuerda: un ejercicio efectivo que a menudo pasamos por alto

Es barato (solo necesitas una cuerda que puedes encontrar, por ejemplo, en Amazon por siete euros), es rápido, efectivo y tremendamente subestimado: saltar a la cuerda puede constituir un entrenamiento de cardio muy completo y que además puedes realizar en cualquier lugar.

Al saltar a la cuerda no solo estás trabajando tus piernas, sino que la musculatura de la zona central de tu cuerpo también colabora para mantener una postura correcta, y tus hombros y antebrazos también trabajan para mover la cuerda. Un entrenamiento de diez minutos saltando en tandas de 20 segundos de trabajo y 10 segundos de descanso ya puede resultar muy retador.

Sentadillas y lunges con salto

Una palabra que describe bien estos ejercicios es "agotador". Introducir ejercicios clásicos con salto en nuestros entrenamientos hará que nuestras pulsaciones suban bastante en poco tiempo, por lo que son ideales si queremos realizar un entrenamiento tipo HIIT. Además, a través de estos ejercicios también trabajaremos la potencia de nuestras piernas, dándoles un estímulo diferente al entrenamiento usual de fuerza que solemos hacer.

Es importante asegurarnos de que, a la hora de recepcionar el salto, aterricemos con las puntas de los pies y no con los pies planos sobre el suelo. Esto puede causar dolor en el mismo momento y lesiones a largo plazo en tobillos y rodillas.

Este artículo fue originalmente publicado por Lady Fitness en abril de 2018 y ha sido revisado para su republicación.

Imagen | iStock
En Vitónica | Cinco consejos para saltar a la comba de forma correcta

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio