Compartir
Publicidad

Esquí o snow, ¿con cuál nos quedamos?

Esquí o snow, ¿con cuál nos quedamos?
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Estas fechas suelen ser un buen momento para practicar deportes de invierno. Salir a la nieve es uno de los que más solemos realizar. Nosotros en este post nos queremos detener en las características que diferencian a dos de los deportes de nieve que más solemos practicar, el esquí y el snow.

Ambos se realizan en una pista de nieve, ya que es el medio por el cual nos deslizamos para realizar el descenso sobre una superficie que puede ser única o doble. Es cierto que en ambas modalidades solemos trabajar de la misma manera el cuerpo, pero la técnica y los beneficios varían un poco, y por ello es necesario detenernos en ello y tenerlo en cuenta.

El esquí

489482845

El esquí es quizá el más conocido de los dos deportes, ya que es el que lleva más tiempo practicándose. Es cierto que se basa sobre todo en la técnica y el control de nuestro cuerpo. Para empezar hay que tener presente que para realizarlo utilizamos dos esquíes, uno en cada pie, por lo que debemos controlar a la perfección la sincronización de ambas piernas para realizar los descensos de la manera adecuada.

Es un deporte en el que se trabaja mucho la parte inferior del cuerpo y la coordinación, al igual que la parte superior al utilizar los bastones para sujetarnos, mantener el equilibrio y propulsarnos. Pero hay que tener en cuenta que es más complicado hasta que conseguimos un control total de los movimientos, aunque la estabilidad es mayor al principio, pero aprender su técnica es una tarea más lenta que en otras modalidades como el snow.

El Snow

463976557

Por otro lado en el snow el trabajo del tren inferior es elevado, sobre todo porque toda la fuerza y ejecución del ejercicio recae sobre esta parte, pues no se suelen utilizar bastones como en el esquí. El trabajo del core también es elevado y sobre todo es importante tener un buen control del equilibrio y de la coordinación del cuerpo para aguantar sobre la tabla sin caernos en el intento. Que suele ser lo más habitual al principio.

A pesar de esto, el snow puede ser más fácil, ya que solamente debemos estar pendientes de una tabla que controlamos con ambas piernas, por lo que no hay que aprender una técnica tan elaborada como la del esquí. Esto nos ayudará a evolucionar mucho más y hacer que poco a poco seamos mucho más duchos en su práctica. Pero también es cierto que al principio solemos estar más tiempo en el suelo que sobre la tabla. Aunque es verdad que ambas modalidades son igual de buenas y nos ayudarán a mantenernos activos en invierno.

Imagen | ThinkStock Imagen 2 | ThinkStock Imagen 3 | ThinkStock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos