Compartir
Publicidad
Publicidad

Algunas variaciones para hacer los abdominales más efectivos

Algunas variaciones para hacer los abdominales más efectivos
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿A qué seguro que más de una vez nos hemos dado por vencidos con el abdomen? Son muchos los casos de personas que realizan abdominales sin parar pero no consiguen el deseado vientre. Y es que como hemos comentado en infinidad de ocasiones, el truco no está en la cantidad, sino en la calidad de los abdominales. Por ello en este post queremos dar algunos consejos para incluir algunas pequeñas variaciones a la hora de hacer abdominales y así conseguir mejores resultados.

La mecánica de los diferentes ejercicios abdominales los conocemos en la inmensa mayoría, pero lo ideal es saber sacarles el máximo beneficio e incidir de la mejor forma en la pared abdominal para así conseguir un vientre tonificado y seguir evolucionando con sencillos gestos.

Concentrar los ejercicios

En primer lugar vamos a destacar algo que hemos comentado en infinidad de ocasiones. Concentrar el ejercicio en movimientos cortos que mantengan los músculos abdominales contraídos durante todo el ejercicio. Para ello lo mejor es decantarnos por ejercicios abdominales que aíslen al máximo la parte trabajada para así poder concentrar más y evitar realizar recorridos demasiado largos que al final dispersan más la tensión.

Contraer el abdomen más de lo habitual

Contraer voluntariamente la pared abdominal al realizar un ejercicio es otro gesto que podemos hacer para incrementar los resultados, y es que de este modo lo que conseguiremos será aumentar la tensión. Es cierto que para ello es necesaria una gran concentración en la zona trabajada y un fuerte control de la misma. Para que nos hagamos una idea de cómo debe hacerse, servirá con contraer la pared abdominal como si estuviéramos metiendo barriga mientras realizamos el ejercicio.

494372023-1.jpg

Contraer más al terminar la serie

Al terminal la serie abdominal podemos mantener una postura estática contrayendo la pared abdominal durante unos segundos. Esto lo que hará será aumentar más la tensión en la parte trabajada y de este modo incrementaremos el esfuerzo hecho anteriormente y con ello los resultados de los ejercicios.

Evitar las ayudas externas

En los ejercicios de suelo una manera de aumentar la tensión en la pared abdominal es elevar las piernas o las manos para que no sirvan de punto de apoyo. De este modo lo que conseguimos es concentrar la tensión en la pared abdominal, que será la que aguantará el empuje de todo el ejercicio. Es importante que tengamos una base previa para realizar de este modo los abdominales.

Sea como sea, en cualquiera de estas variaciones debemos controlar al máximo la postura, el recorrido y la concentración de la tensión. No podemos recurrir a ayudas externas como los músculos de las piernas o al espalda. Si esto sucede, lo mejor es abandonar las variaciones y volver al ejercicio habitual hasta ganar fuerza y control para poder variar.

Imagen | ThinkStock Imagen 2 | ThinkStock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos