Compartir
Publicidad

¿Cuál es el mejor día para comenzar con la dieta?

¿Cuál es el mejor día para comenzar con la dieta?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Muchas veces hemos oído eso de: “mañana empiezo con la dieta”. Sin duda es mejor hacerlo cuanto antes, pero dentro de la semana hay días en los que es mejor empezar la dieta que en otros. Una vez estemos concienciados, solo tenemos que elegir el día más adecuado.

Los fines de semana, por ejemplo, son días muy malos para empezar con la dieta. Solemos tener más desordenados nuestros hábitos alimenticios comiendo fuera o en mayores cantidades. Necesitamos comenzar un día más estable en el que podamos llevar a cabo la dieta que hemos planificado.

El lunes, un día perfecto para empezar la dieta

El lunes es sin duda el día más adecuado para comenzar una dieta porque es el principio de la semana y donde empieza la rutina. Esto beneficia para dar estabilidad a nuestro nuevo plan dietético, donde los primeros días van a ser clave para motivarnos y adquirir confianza.

Los inicios de una dieta se afrontan con mucha ilusión, pero también con algo de inseguridad y ansiedad. Por eso necesitamos que no haya “días trampa” al principio, sino situaciones estables donde no nos saltemos comidas y la mayor parte de ellas se hagan en casa.

Como hemos dicho, los fines de semana solemos hacer menos caso a la dieta. Esto hace que el domingo nos sintamos más saciados y sea mayor la necesidad de empezar a cuidarnos y menor la ansiedad por pensar que vamos a hacer dieta. Así, el lunes se convierte en el día perfecto para empezar.

Evita los periodos de fiesta

Si estamos pensando en hacer dieta pero pronto tenemos alguna celebración o fiesta, mejor dejarlo para después. En las fechas señaladas va a ser muy difícil seguir con nuestro plan dietético, más aún cuando estamos en los primeros días.

Si empezamos la dieta y al poco tiempo cometemos una transgresión, hay mayor probabilidad de que la dejemos a un lado al pensar que no vamos a ser capaces de seguirla. Por el contrario, empezarla después de alguna fiesta o celebración cobra mayor sentido y mentalmente estamos más reforzados y motivados para llevarla a cabo.

Una de las peores épocas para comenzar la dieta es en Navidad por la cantidad de comidas y celebraciones que hay en tan poco tiempo. De cara al verano es cuando más motivación tendremos por la expectativa de lucir un cuerpo bonito. Esto, unido a que los alimentos de temporada y preparaciones culinarias son más ligeras, hacen de la época estival una fecha perfecta para comenzar la dieta.

Planifica hábitos y menús antes de empezar con la dieta

Al comenzar a hacer dieta es fundamental que los primeros días tengamos bien planificado el menú semanal, así evitaremos improvisaciones. Igualmente, hay que tener muy claros qué hábitos tenemos que modificar.

Empezar a hacer dieta no es solo comer poco, sino tener un menú semanal equilibrado para evitar carencias y un cambio de hábitos que dé estabilidad a nuestra alimentación. Por eso, todo lo anterior a hacer dieta que conlleva una planificación va a ser crucial en el éxito posterior.

Imagen | pawel_231

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio