Publicidad

Los snacks saludables y su función en la dieta

Los snacks saludables y su función en la dieta
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

En una sociedad como la nuestra, con un ritmo de trabajo bastante ajetreado aunque de costumbres sedentarias, es muy habitual tomarse un aperitivo o un snack entre horas. Comer ese snack al mediodía, poco antes de comer; o a media tarde al salir de trabajar, ya sea tomándonos un pincho con los compañeros o ya en casa abriendo el frigorífico y sacando lo primero que veamos.

Hace tiempo, siempre que consultábamos con un profesional de la salud consejos y hábitos a la hora de controlar el peso, uno de los más habituales era respecto a la prohibición de “picar” entre horas. Sin embargo, la tendencia está cambiando y cada vez más se recomienda tomar una serie de snacks saludables que ayudan a calmar el gusanillo y, a su vez, a controlar nuestro peso.

El origen de los snacks

El origen de los snacks, por lo menos tal y como los conocemos ahora, lo podemos encontrar en la Gran Depresión de EEUU. En esa época, la industria alimentaria de la nación buscaba nuevos modos de crear comida barata en masa. Sus mayores aliados eran la sal y la grasa que acababan sazonando desde patatas hasta infinidad de frutos secos. Por otro lado, la industria del dulce y la bollería también encontró un filón en los años 40-50: cuando empezaron a producir barritas y otros snacks de chocolate. Productos completamente pensados para su consumo rápido y repetido.

Con los años a estos snacks les fueron añadiendo todo tipo de aditivos e ingredientes de dudosa procedencia, lo que les convertía en los enemigos número 1 de todo tipo de dieta. Sin embargo esto no parecía frenar su consumo, sobre todo a partir de los años 90 del siglo XX, cuando la industria del snack vivió un boom sin igual. Solo hace falta ver todos los productos de este tipo que nos encontramos en el supermercado.

El snacking saludable es posible

Afortunadamente, también es posible encontrarse lo que se han venido a llamar “snacks saludables”. Este tipo de snacks se caracterizan por contar con una cantidad de nutrientes suficiente, un bajo contenido en grasa, y por tener un aporte moderado de calorías. Hoy en día podemos “snackear” tomando entre horas desde pequeñas raciones de frutas hasta todo tipo de barritas de cereales, galletas e, incluso, chocolate. Como, por ejemplo, la gama de tentempiés y snacks que podemos encontrar entre los productos siken® diet.

Un snack saludable es aquel que produce una fuerte sensación de saciedad, ya que no debemos olvidar que no es el centro de nuestra dieta. Un buen snack debe ser bajo en grasas e hidratos de carbono y, a su vez, rico en proteínas, fibra y otros nutrientes beneficiosos del cuerpo. Estas características hacen de estos snacks una alternativa ideal para todos aquellos que deseamos controlar nuestro peso sin sacrificar esos pequeños placeres de la vida.

Imagen | Schilling 2

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir