Publicidad

Qué hay de cierto en el método de Fukutsudzi para reducir la cintura en pocos minutos (y sin dieta ni ejercicio)
Prevención

Qué hay de cierto en el método de Fukutsudzi para reducir la cintura en pocos minutos (y sin dieta ni ejercicio)

Publicidad

Publicidad


Entre las mil y una novedades con las que Internet es capaz de deleitarnos podemos encontrar el método de Fukutsudzi o método japonés de reducir cintura y abdomen. ¿Tiene algún aval científico? ¿Para qué sirve?

En realidad, es solo una forma de corrección postural que nos permite mejorar la posición de la espalda y las lumbares, lo que puede ayudar a dar la impresión de perder centímetros de cintura. Pero no olvidemos que la grasa no se pierde mágicamente, y no será este, precisamente, el método que lo consiga.

En qué consiste el método de Fukutsudzi

Básicamente, este consiste en un ejercicio de estiramiento. Adoptando una posición tumbada, con la ayuda de una toalla o un rodillo y una goma, podemos ejercitar el cuerpo para reposicionar las vértebras y la pelvis. Según su autor, Fukutsudzi, esto ocurre de manera que la distribución de la grasa abdominal se redistribuye y se consigue reducir centímetros en la cintura.

En concreto, para hacer este ejercicio hay que enrollar la toalla, o tomar el rodillo, que ha de tener unos 10 cm de diámetro. Podemos usar una goma o cuerda para evitar que la toalla se desenrolle. El ejercicio consiste en acostarse boca arriba sobre la esterilla con el rodillo (improvisado o no) bajo las lumbares, justo encima del sacro.

Photo 1445384763658 0400939829cd

Entonces, estiramos las piernas ligeramente separadas y colocamos los pies hacia dentro, de forma que los dedos pulgares se toquen. En esta posición, los talones deben quedar separados unos 20 centímetros. Lo siguiente que debemos hacer es estirar los brazos por encima de la cabeza, también ligeramente separados, con las palmas de la mano mirando hacia el suelo.

En este caso son los meñiques los que se tocan. Mantenemos esta postura cinco minutos, separando y juntando los dedos de los pies. Al mismo tiempo, es importante respirar por la nariz con calma, sintiendo el estiramiento y evitando las prisas, sin mover las manos y con el vientre duro. A los cinco minutos tenemos que relajar la musculatura y repetirlo como si fuera una serie, dos veces más.

No, no es un método para adelgazar

Curiosamente, hay quien vende el método japonés de reducir cintura y abdomen como una forma de adelgazar. No lo es. Como comentábamos, su creador afirma que tiene el maravilloso poder de redistribuir la grasa visceral. Pero esto, técnicamente hablando, tampoco es cierto. Comencemos por el principio.

No existe ni una sola evidencia, absolutamente nada, sobre que este método permita perder grasa. Es más, su autor nunca ha dicho semejante cosa. Por otro lado, tampoco existe ninguna idea en el ejercicio que nos permita pensar que se puede perder grasa. Hasta la fecha, no existen estiramientos que permitan consumir la suficiente energía como para que la pérdida sea perceptible.

Photo 1551496008 222740e743df

Eso por no hablar de que no se puede perder grasa de manera localizada, por mucho que nos vendan la moto. ¿Y qué hay de "redistribuirla"? ¿Podría servir para perder centímetros, que no grasa? En realidad, tampoco existen evidencias de esto. La grasa se acumula en el tejido adiposo, formado por células conocidas como adipocitos agregadas en una matriz de tejido conectivo. En general, la grasa es estructuralmente bastante consistente.

Por eso siempre acumulamos grasa en ciertas partes, y no en cualquier parte del cuerpo, grosso modo. La cuestión de si se puede "recolocar" la grasa está fuera de toda duda: no, no se puede. Y menos mal, porque o si no sería un auténtico problema fisiológico con consecuencias más bien negativas. Pero, ¿entonces? ¿Qué ocurre con las personas que dicen que les funciona?

El truco está en la postura

En realidad, el método Fukutsudzi es un método de estiramiento, como decíamos. Este incide en la posición de la columna y en una corrección postural. Suponiendo que esta es efectiva, ya que tampoco existen evidencias al respecto, lo que podría ocurrir es que dicha postura nos hace ir en una posición más erguida.

¿Podría esto dar la ilusión de que se tiene menos cintura? Sí, es posible, más que por una redistribución de la grasa, por un desplazamiento de la posición de la cintura. No obstante, insistimos, no hay más evidencia que la experiencia personal de quien lo ha probado. Por tanto, no podemos hablar con total seguridad de ningún efecto, ni siquiera estético.

Si existiese, también hay que dejar claro que sería, probablemente, temporal, puesto que la postura es algo que se trabaja de manera constante o se puede perder fácilmente. De esta manera, esta reducción de cintura sería también temporal y, desde luego, no tendría nada que ver con la pérdida de grasa.

En Vitónica | Como entrenar y cuidar tu zona lumbar, una de las grandes olvidadas en el entrenamiento

Imágenes | Unsplash

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios