Compartir
Publicidad
Publicidad

5 puntos a tener en cuenta para mejorar la circulación de las piernas

5 puntos a tener en cuenta para mejorar la circulación de las piernas
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El calor siempre es un buen estado para muchas personas, pero para otras no lo es tanto, y más cuando sufren de mala circulación en las piernas. Nosotros en esta ocasión nos queremos detener en este punto, ya que la mala circulación de las piernas se agrava en verano. Por ello queremos dar 5 consejos consejos para conseguir una mejor circulación en verano y poder hacer mucho mejor frente a las altas temperaturas y a las molestias derivadas.

No permanecer de pie ni sentados demasiado tiempo

Un punto importante a tener en cuenta es no permanecer de pie demasiado tiempo sin movernos. Esto es debido a que el flujo sanguíneo apenas estará activado y pueden aparecer problemas derivados. Por ello y para evitarlo es recomendable mantenernos activos, es decir, realizar pequeños paseos cada cierto tiempo sin mantenernos durante mucho tiempo quietos. Lo mismo sucede cuando estamos durante mucho tiempo sentados sin movernos.

Poner las piernas en alto para descansarlas

Descansar las piernas después de periodos de pie o sentados es esencial. La manera de hacerlo será ponerlas en alto, para que la circulación se regule y disminuya la presión en las piernas. El objetivo es hacer que la circulación se mantenga estable es las piernas y mucho más suave para descansar esta parte. Es bueno hacerlo al llegar a casa y mientras estemos durmiendo podemos elevar más la parte de los pies de la cama para descansar las piernas durante la noche.

Duchas de agua fría para activar la circulación

Las duchas de agua fría son otra buena manera de recomponer la circulación correcta en las piernas. Es una de las mejores maneras de hacer que las piernas descansen y se active de nuevo la circulación en la zona. Para ello bastará con una ducha con agua fría durante unos minutos en la zona de las piernas. Podemos hacerlo una o varias veces al día. Además, podemos echar mano de cremas activadoras de la circulación en la zona para mejorar los resultados.

Cuidar la dieta

Seguir una alimentación adecuada es fundamental. Con la dieta no solo mejoraremos la circulación, sino que además mantendremos el peso, ya que el sobrepeso es uno de los mayores enemigos de la circulación. El estreñimiento es otro factor que puede alterar la circulación. Para ello es necesario seguir una dieta rica en frutas y verduras y baja en grasas. Evitar la sal dentro de lo posible es muy recomendable para mejorar la eliminación de líquidos y la obstrucción de la circulación por este motivo.

Practicar actividades deportivas

El deporte es una baza segura que debemos jugar cuando se refiere a la circulación sanguínea. Como decíamos antes, es aconsejable mover las piernas, ya que estaremos activando la circulación sanguínea. Para ello recomendamos por lo menos una caminata diaria de media hora. Otras actividades como salir a correr, andar en bici… son muy beneficiosas y nos ayudarán a conseguir una mejor salud integral. En el caso de padecer un problema de circulación localizado en las piernas, existen ejercicios específicos para la zona, que un médico nos recomendará en cada caso.

Imagen | Mario Antonio Pena Zapatería

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos