Consejos para la pérdida de grasa: cómo evitar los atracones de comida

Consejos para la pérdida de grasa: cómo evitar los atracones de comida
Sin comentarios

Cuando estamos en un periodo de definición, haciendo una dieta restrictiva, hay una probabilidad alta de que la ansiedad aumente y comamos más de la cuenta. Esto sucede por muchos motivos, de los cuales no somos realmente conscientes.

Por ello, hemos decidido explicarte por qué suceden los atracones de comida, qué es lo que sucede en tu mente y en tu organismo para que decidas comer demasiado. También, explicar de dónde se origina esa ansiedad que tanto te cuesta controlar.

La importancia de los estímulos y cómo se generan

Cuando tu vas a tomar una decisión o vas a tener una conducta, que puede ser por ejemplo tener la conducta de tomarte algo que está muy dulce o que es muy palatable, o tomarte ese bollo que no deberías tomarte. Todo esto al final son conductas y segundos antes que la desencadenes se va encargar tu sistema nervioso de reaccionar ante esta situación. Va a encargarse de mandarte esa respuesta y de reaccionar ante esa situación.

Esta reacción que va a tener el sistema nervioso va a estar totalmente condicionado por todo lo que haya ocurrido minutos antes de tomar esta decisión.

Ansiedad

Pero, ¿de que va a depender que el sistema nervioso actúe de una forma u de otra? Pues, principalmente va a depender de la exposición a estímulos sensoriales. Es decir, tu no tomas la decisión de tomarte un bollo si éste no está delante tuyo o el bollo no está a disposición tuya a comértelo.

La mejor forma de seguir una alimentación adecuada es no exponerte a esas cosas que hacen que te saltes esa alimentación saludable, porqué los estímulos van a ser muy importantes.

Tus hormonas también juegan un papel fundamental

También estamos condicionados horas e incluso días antes de tomar esa decisión que nos va a conllevar a hacer un atracón, y esto es a causa de las hormonas.

A modo de ejemplo, imaginad que eres una persona que horas o días antes te encontrabas en un déficit calórico muy estricto y muy prolongado. Cuando esto ocurre, tu organismo va a reaccionar frente a este déficit calórico, entonces lo que ocurre es que tu cuerpo va a despertar ciertos componentes a nivel de leptina (que tiene que ver con la saciedad) y a nivel de grelina (que tiene que ver con el hambre), y va a alterar toda esta respuesta hormonal.

Comida

Con las hormonas alteradas, de repente ves ese bollo o ese plato, que va a ser ese estímulo sensorial, tu ya estás condicionado por una respuesta hormonal, es decir, te van a saltar todas las alarmas para comértelo, vas a tener todo el ímpetu para comértelo. Provocando, que segundos antes, el sistema nervioso se va a encargar de reaccionar, para terminar comiéndotelo.

Todo empieza con tu educación y tus creencias

Antes de una respuesta hormonal, incluso tenemos una respuesta de incluso años anteriores que va a desencadenar toda la cascada que hemos explicado. Esta respuesta tiene que ver con tu educación, tus creencias y tu aprendizaje.

Vamos a volver a poner otro ejemplo, imagínate que eres una persona que has vivido toda tu vida con tus padres, y observabas de pequeño que cuando tu madre estaba triste o tenía ansiedad, la forma que tenía de solventar esta situación era coger un helado muy grande y comérselo a cucharadas. Esto, sin darnos cuenta te estaba condicionando y lo que ha hecho es que aprendas, también de forma inconsciente, a que adoptases esa conducta como medio de compensación de un problema.

Por lo tanto, la educación y tus creencias van a condicionar toda la cadena posterior, porqué si estás en un déficit y de repente tienes un problema, va a afectar a esa respuesta hormonal, a tu cortisol, va a afectar a tu respuesta frente a los estímulos y, finalmente, va a afectar a la conducta que tienes en esa decisión.

Bollos

Entonces, para evitar estos atracones de comida, lo ideal sería hacer una toma de consciencia de todas esas creencias y toda esa educación que te han ido empapando desde pequeño, y reeducarlas. De esta manera, trabajaras la raíz del problema y enseñarás a tu cerebro a tener una respuesta diferente frente a esa decisión que tomas al ver ese estímulo, es más, enseñarás a tu cuerpo a segregar de forma distinta todas esas hormonas que están implicada, haciendo que no te condicionen más.

En Vitónica | Lo que le ocurre a nuestro cuerpo tras un atracón.

En Vitónica | Ansiedad y atracones: necesitas algo más que autocontrol para ponerles fin.

Temas
Inicio