Compartir
Publicidad

El consumo de tabaco en el progenitor podría causar problemas cognitivos en sus hijos e incluso nietos

El consumo de tabaco en el progenitor podría causar problemas cognitivos en sus hijos e incluso nietos
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde hace unos años se sabe que el consumo de tabaco en las madres - al menos cuando ese consumo se da durante el embarazo - y su exposición a la nicotina y a algunos otros elementos de los cigarrillos es un factor de riesgo para problemas comportamentales en sus hijos como hiperactividad, problemas de atención, etc. Sin embargo, podría ser que no solo el consumo de tabaco de la madre influyera en la salud del hijo, sino también el consumo de los padres.

Así lo sugiere, al menos, una nueva investigación publicada ayer mismo. Los resultados de esta investigación, llevada a cabo por el momento en ratos, sugieren que la exposición del padre a la nicotina podría causar déficits cognitivos en sus hijos, pero también en sus nietos. Esto se debería a que el efecto no sería causado por una exposición pasiva, sino que se debería a cambios epigenéticos en los genes del esperma paterno.

Para llevar a cabo esta investigación se utilizaron ratones que fueron expuestos a dosis bajas de nicotina en el agua que bebían justo durante la fase de la vida del ratón en el que producen el esperma. Posteriormente, aparearon a esos ratones con ratones hembra que nunca habían estado expuestas a la nicotina. A pesar que ninguno de los ratones - ni machos ni hembras - presentaban problemas comportamentales, sus descendientes sí que mostraron signos de hiperactividad y déficit de atención.

Mm305 Betty Don 560

Posteriormente, se apareo a las hembras de esta segunda generación con ratones macho que nunca habían estado expuestos a la nicotina. Los descendientes de estos - es decir, nietos de los primeros ratones expuestos a la nicotina - seguían mostrando problemas cognitivos, aunque en menor medida que la generación anterior.

Tras hacer un análisis de los espermatozoides de los primeros ratones encontraron que algunas regiones genéticas habían tenido cambios epigenéticos. Entre estas modificaciones se encontraba la del gen receptor de dopamina D2 que está involucrado en el desarrollo del cerebro y el aprendizaje. Esto podría explicar los problemas cognitivos y comportamentales que mostraban los ratones descendientes.

En humanos resulta más complicado realizar este tipo de investigaciones ya que es más complicado aislar los factores genéticos de los factores ambientales como sería, en este caso, la exposición al tabaco. Sin embargo, estos resultados en ratones sugieren que es importante comenzar a estudiar la influencia del consumo de tabaco paterno en la salud de sus hijos y no solo el de la madre de modo que sepamos mejor de qué manera afecta nuestro consumo de tabaco a nuestros hijos.

Imágenes | Mad Men

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio