Compartir
Publicidad
Hinchazón de vientre: por qué se produce y qué puedes hacer para solucionarla
Wellness

Hinchazón de vientre: por qué se produce y qué puedes hacer para solucionarla

Publicidad
Publicidad

Si te ocurre con frecuencia que tu vientre se hincha o abulta de forma aguda, quizá debes saber por qué se produce y qué puedes hacer para solucionar la hinchazón de vientre, tan molesta como antiestética en nuestro cuerpo.

Qué es la hinchazón de vientre

La hinchazón de vientre es el nombre popular con que se conoce a la distensión abdominal. Ambas denominaciones hacen referencia al cambio de volumen de la zona ventral o de la región abdominal más allá de lo normal.

Aunque puede ser sólo un aumento del volumen del abdomen, la hinchazón abdominal generalmente se asocia a otras molestias tales como gases o flatulencia y dolor ligero en la zona.

No hablamos de grasa acumulada en el abdomen sino de un cambio agudo en nuestra región abdominal denominada hinchazón de vientre o distensión.

Posibles causas de la hinchazón de vientre

La dieta juega un papel de gran importancia en el desarrollo de la hinchazón de vientre, sin embargo, también hay otras causas que pueden desencadenar la presencia de esta condición tan molesta.

1366 20001

Entre las principales causas de hinchazón de vientre se encuentran:

  • Ingesta de aire por hábitos como gestos repetitivos a causa de nervios o estrés, mascar chicle, consumir bebidas carbonatadas u otras con gas en su interior, ingerir líquidos con pajitas.
  • Retención de líquido que puede deberse a alguna condición como embarazo en que los niveles de fluidos se incrementan considerablemente o bien, a un consumo excesivo de sal y azúcar, así como patologías por ejemplo renales o cardiovasculares, entre otros factores.
  • Acumulación de gases en intestino que suele deberse a un consumo excesivo de fibra o a la ingesta reciente de un gran volumen de alimentos sobre todo si estos contenían azúcares simples. Aunque también puede producirse a causa de una cirugía reciente en que la cavidad abdominal se abrió al exterior o patologías que generan una gran fermentación colónica como síndrome de intestino irritable, intolerancia a la lactosa, o una oclusión intestinal.
  • Otros como enfermedades que directamente generan la distensión abdominal como quistes ováricos, miomas uterino y demás.

Ya vemos que más allá de algunas enfermedades, lo que comemos o la forma en que comemos puede ser un factor desencadenante de hinchazón abdominal.

Hábitos para reducir la hinchazón de vientre

Para reducir la hinchazón de vientre resulta clave eliminar las causas o revertir las mismas, por lo tanto, los siguientes hábitos pueden ayudarte:

  • Comer despacio masticando bien cada alimento con el objetivo de favorecer la digestión y al mismo tiempo, estimular el tránsito intestinal para resolver (si esa fuera la causa) el estreñimiento y acumulación de gases.
  • Beber suficiente agua para contribuir al proceso digestivo, favorecer el funcionamiento del intestino y resolver la retención de líquido en caso de que ésta sea la causa de la hinchazón.
  • Consumir frutas y verduras modificadas por cocción, ya que un exceso de fibra también puede ser causante de hinchazón abdominal. Si la causa fuera el estreñimiento, entonces sí recomendamos la ingesta de frutas y verduras frescas, sobre todo cítricos y vegetales de hojas verdes.


1366 20002

  • Evitar gominales y mascar chicle que pueden ocasionar tanto el ingreso de aire así como incentivar la fermentación colónica en el caso de las primeras.
  • Moderar el uso de sal y preparaciones ricas en sodio tales como snacks comerciales, fiambres y embutidos, quesos curados, entre otros platos que por su riqueza en sal pueden incentivar la retención de líquidos.
  • Realizar actividad física pues aunque puede ser muy molesto ante la hinchazón de vientre, el movimiento ayuda al tránsito intestinal, favorece la evacuación y eliminación de gases así como también es de ayuda contra la retención de líquido.
  • Evitar bebidas con gas y el uso de pajitas que como señalamos antes, pueden incentivar la presencia de gases al fomentar el ingreso de aire al aparato digestivo.

Si la hinchazón de vientre persistiera e iría en aumento pese a todos estos hábitos que contribuyen a su reducción lo recomendable es consultar a un médico, pues la causa puede requerir de su ayuda.

Imagen | iStock

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos