Compartir
Publicidad

No sirve de nada que pases el fin de semana durmiendo si no descansas bien a diario: tu sensibilidad a la insulina se resiente

No sirve de nada que pases el fin de semana durmiendo si no descansas bien a diario: tu sensibilidad a la insulina se resiente
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Dormir es un placer para muchos de nosotros, sin embargo, por obligaciones del día a día - o por mala organización - no siempre dormimos tantas horas como quisiéramos. En muchas ocasiones vivimos esperando a que llegue el fin de semana para poder "recuperar horas de sueño". Sin embargo, aunque consigamos dormir más sábado y domingo, es posible que no baste para reparar los efectos de la falta de sueño entre semana.

Esto es lo que sugieren al menos algunas investigaciones. Los resultados encontrados sugieren que dormir alrededor de cinco horas al día entre semana reduce nuestra sensibilidad a la insulina hasta en un 20% tanto oral como intravenosa. No solo eso, sino que encontraron que, cuando eso ocurría, dormir alrededor de 9 horas durante tres días seguidos no conseguía restablecer la sensibilidad a la insulina a valores normales. Es más, ni siquiera si se dormían 9 horas seguidas durante 9 días se recuperaba la sensibilidad normal a la insulina vía intravenosa.

Para llevar a cabo la investigación contaron con 16 participantes (ocho hombres y ocho mujeres) con una edad media de 22 años y un peso adecuado y un estado de salud bueno. Estos participantes tenían un patrón de sueño habitual de unas ocho horas de media. La semana anterior al experimento, para asegurar que no había una privación de sueño previa, dejaron de consumir cafeína y durmieron 9 horas de medias.

Emily Henry 1076112 Unsplash

Los tres días anteriores a la investigación consumieron una dieta equilibrada que les ofreciera energía y tuvieron que hacer deporte. Los horarios de sueño se programaron en función de las horas habituales en las que los participantes se iban a dormir y se despertaban, para reducir las horas de sueño a 5 durante cinco días, lo que hicieron fue atrasar la hora de irse a dormir dos horas y adelantar otras dos la de despertarse. Posteriormente durmieron 9 horas seguidas durante 9 días.

Los resultados encontraron que tanto la sensibilidad oral de la insulina se redujo alrededor de un 20% mientras que la intravenosa se redujo alrededor de un 39%. Dormir 9 horas seguidas durante 9 días tras la privación de sueño los cinco días anteriores conseguía recuperar los niveles de sensibilidad oral, pero no los de la intravenosa.

Estos resultados coinciden con otros de investigaciones recientes que encuentran que la privación de sueño provoca daños en el cortex cerebral y que recuperar horas de sueño después no deshace el daño. Por lo tanto, lo mejor que podemos hacer por nuestra salud y nuestro cerebro, es dormir un número de horas adecuado todos los días de semana y no esperar al fin de semana.

Imágenes | Unsplash

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio