Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Conoce la verdad detrás de los ocho mitos más populares sobre el levantamiento de pesas

Conoce la verdad detrás de los ocho mitos más populares sobre el levantamiento de pesas
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

“No voy a crecer”, “necesitas suplementos alimenticios”, “haz más repeticiones para hacer músculo”, son creencias comunes entre las personas que llegan a un gimnasio, pero se niegan por completo a hacer pesas o de aquellas quienes piensan que no necesitan de un instructor para alcanzar sus objetivos.

Ricardo Raziel Villasana Valdés, coach certificado por la National Strength and Conditioning Association (NSCA) y Gerente de Servicios Deportivos de Sports World, nos ayudó a desmontar algunos mitos relacionados con en las áreas de pesas.

Mito #1: “No hago pesas porque no quiero verme como físicoculturista”.

Para lograr una gran masa muscular se requiere de mucho tiempo, además de un apoyo nutricional muy específico y un enfoque particular en el entrenamiento con pesas, explica Villasana. Despreocúpate por eso. Al contrario, el entrenamiento con pesas te dará muchos beneficios físicos: fuerza, tonicidad, mejora del metabolismo. Además, potenciarás tu desempeño en otras disciplinas con el apoyo de las pesas.

Mito #2 “Para tener un cuerpo definido ¿Hago muchas repeticiones con peso moderado… O pocas repeticiones con mucho peso?”.

El número de repeticiones relacionadas con el peso, provoca una reacción en el organismo, pero debe estar asociada con una buena alimentación y con la periodicidad del entrenamiento; es decir, que un número determinado de repeticiones no va a darnos un resultado.

Ese resultado depende mucho de tu objetivo fitness –ganancia de músculo, tonicidad y fuerza, además de la asesoría de tu instructor. Aunque en pocas palabras, para lograr lo que deseas al hacer pesas, debes contemplar tres factores: un entrenamiento personalizado, una buena nutrición y el descanso periódico de tus músculos.

Mito #3 “Es muy importante la suplementación nutricional para el entrenamiento de fuerza”.

Si te alimentas balanceadamente, obtienes todos los nutrientes que tu organismo necesita. Puede ser que las actividades de nuestro día a día no nos permitan “comer bien”; entonces, la suplementación es una buena alternativa.

Mito #4 “No es necesario que me supervise un instructor. Yo solo puedo entrenarme”.

La supervisión de una persona certificada como los entrenadores de Sports World es tan importante como la labor de un cirujano en el quirófano.

Hoy están de moda las aplicaciones, las revistas o los canales de entrenamiento en redes sociales, pero recuerda: cada individuo es único y, por eso, necesita asesoría personal de acuerdo con sus aptitudes y necesidades.

Mito #5 “Hacer las series en pareja es mejor”.

Realizar ejercicio en pareja produce motivación mutua y apoyo en los movimientos para que no se pierda la cadencia del ejercicio. Además, siempre habrá alguien que te “jale” a entrenar si andas con la pila baja.

Mito #6 “Si hago pesas me voy a quedar chaparro”.

El cierre de la epífisis marca el límite del crecimiento de los huesos y éste ocurre entre los 18 y 21 años. Por tal motivo, el uso de las pesas no afecta el crecimiento: está determinado por los genes y no por un factor externo.

Mito #7 “Los adolescentes no deben hacer pesas”.

La adolescencia es la mejor etapa para comenzar el entrenamiento de fuerza, porque requiere dedicación, constancia y disciplina; valores que es importante fomentar en los chicos de esta edad. Por supuesto, es recomendable tener una buena guía y recomendaciones de un experto.

Mito #8 “Haciendo pesas no se quema grasa”

Mitos sobre hacer pesas quema de grasas

La energía que utilizamos en el entrenamiento con pesas, viene normalmente de los carbohidratos; sin embargo, la cantidad y tipo de calorías que oxidamos, varía mucho con la intensidad que entrenemos.

El ejercicio cardiovascular también oxida calorías, pero de igual forma depende de su intensidad para lograr “quemar” carbohidratos o grasa. Exactamente de la misma manera que en las pesas. Cualquier esfuerzo que realiza nuestro cuerpo, oxida calorías. Por otro lado, tener un aumento de masa muscular significa una mayor cantidad de tejido vivo, que consume calorías para mantenerse en equilibrio.

Gracias a Ricardo Villasana, Gerente de Servicios Deportivos de Sports World, ya sabes cuál es la verdad detrás de los más grandes mitos sobre el levantamiento de pesas. Ahora ya tienes todo el conocimiento necesario para empezar a entrenar.

Publicidad

También te puede gustar

Comentarios cerrados
Inicio
Inicio

Ver más artículos