Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Recupérate de la robotitis con estos consejos

Recupérate de la robotitis con estos consejos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Empezó el año y seguro entre tus propósitos se encuentra alguno que tenga que ver con ponerte en forma, desde inscribirte a un gimnasio, hasta no faltar a los entrenamientos. De inicio, no suena tan complicado; sin embargo, existen muchos factores que no harán fácil llevar a cabo esta meta durante el 2017, entre ellos la llamada: ‘robotitis’.

La ‘robotitis’ o Dolor Muscular de Aparición Tardía (DMAT) es uno de los enemigos de todos los principiantes que se proponen iniciar la práctica de alguna actividad física y la razón por la que especialistas como Nicholas Henschke, de la Universidad de Sídney, Australia, te sugieren una temporada de acondicionamiento físico antes de iniciar con una rutina más intensa (ya sea de pesas o alguna otra actividad). Así que acércate a especialistas como los de Sports World para evitar este inconveniente que se ha convertido en una de las razones que hacen que muchas personas no regresen al gimnasio, a veces la incomodidad resultante del DMAT es alta.

Pero, ¿en qué consiste el DMAT y cómo evitarlo?

Según el American Journal of Physiology, el DMAT es un dolor muscular e inflamación provocados por rupturas en las microfibras durante la práctica del ejercicio.

Sí, la ‘robotitis’ es la principal responsable de que no puedas pararte de la cama al día siguiente de una rutina intensa.

Y según un estudio publicado por el doctor Nicholas Henschke, en el British Journal of Sports Medicine, el DMAT dura en promedio 48 horas. Así que si iniciaste tu rutina de ejercicios hoy, es posible que sientas alguna molestia y camines como “robot” los próximos dos días.

El doctor Henschke explica que esta molestia aparece cuando realizamos ejercicios a los que no estamos acostumbrados. Así que si eres de los que se propusieron inscribirse a un gimnasio y no faltar a los entrenamientos durante este 2017, difícilmente será algo que puedas evitar.

La ‘robotitis’ puede presentarse luego de la realización de distintos tipos de actividades físicas, tales como: entrenamiento de pesas, correr o aerobics, entre otras, ello de acuerdo con el American College of Sports Medicine (ACSM).

Sabemos que quieres tener un cuerpo que parezca tallado en madera, pero no dejes que la emoción te gane, si comienzas tu rutina exigiendo demasiado a tu cuerpo, no podrás moverte al día siguiente. Para evitar el DMAT, Henschke sugiere empezar con trabajos ligeros e ir subiendo gradualmente la intensidad. Así que, hazle caso a tu entrenador y comienza con el acondicionamiento físico.

Eventualmente, “tus músculos se adaptarán a la carga y el DMAT desaparecerá”, agrega Henschke. Sin embargo, no es tan buena opción a largo plazo, pues esto frenaría tu desarrollo muscular. Para evitar estancarte, no basta con incrementar la intensidad de tu actividad física, el ACSM recomienda variar los entrenamientos dependiendo de tu progreso, por lo que es importante que lo consultes con tu entrenador.

Por otro lado, Henschke descarta que el estiramiento, ya sea antes o después del ejercicio, te ayude a evitar el DMAT. “Estirar para evitar el dolor muscular era una creencia común en los 60, debido a que se pensaba que el dolor lo provocaban los espasmos musculares”. Esta idea se ha descartado; sin embargo, la creencia de estirar para evitar o tratar el dolor muscular, persiste.

¿Ya sufres de ‘robotitis’? ¡Aquí la solución!

Solución Robotitis Sports World

La propia ACSM considera que es muy poco probable que puedas evitar la ‘robotitis’, independientemente de que estés empezando o ya lleves tiempo realizando alguna actividad física. Claro que no todas son malas noticias, ya que sugiere algunos tratamientos que pueden ayudar a disminuir el dolor como:

  • Preventivos: “Una de las mejores maneras de reducir los síntomas de la ‘robotitis’ es llevar a cabo lentamente el nuevo programa de entrenamiento.” Con el fin de darle tiempo a tus músculos a que se adapten al trabajo para aliviar un poco las molestias.

  • Correctivos: La aplicación de compresas frías en las áreas afectadas, masajes deportivos, acupresión y el consumo de analgésicos, son algunas de las opciones que te permitirán reducir el DMAT.

No te desanimes, nada que valga la pena es sencillo y, tratándose de estar en forma, esto no podría ser más cierto. Así que con disciplina y estos consejos estarás unos pasos más cerca de cumplir con tu propósito de año nuevo.

Publicidad

También te puede gustar

Comentarios cerrados
Inicio
Inicio

Ver más artículos