Compartir
Publicidad

¿Puede un deportista de élite comer de todo o también tienen sus “prohibidos”?

¿Puede un deportista de élite comer de todo o también tienen sus “prohibidos”?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando pensamos en la alimentación de los deportistas de élite, es inevitable considerar el gran esfuerzo diario que realizan y el enorme gasto calórico que les supone. La lógica nos dice que ya que emplean tantas calorías en entrenamientos y competiciones, lo normal es que su alimentación contenga también muchas calorías, pero ¿esto es sinónimo de poder comer de todo? O lo que viene a ser lo mismo: ¿tienen alimentos prohibidos?

Rafa Nadal, que últimamente nos ha sorprendido con el anuncio de la nueva campaña de ropa interior de Tommy Hilfiger, además de lucir un cuerpo perfecto, también logra obtener un máximo rendimiento en la pista evitando el café y reservando caprichos como los dulces o las galletas saladas para ocasiones especiales.

Tommy Hilfiger

Eso significa, por ejemplo, que ha tenido que abandonar la crema de cacao para desayunar por las mañanas (una de sus comidas preferidas) y sustituirla por fruta y cereales. Y es que en la mayoría de las ocasiones, cuando un deportista de élite declara que come de todo y variado, directamente se está refiriendo a “dentro de una alimentación saludable”, aunque no lo especifique.

Desayuno

Así que no se puede afirmar que haya un solo alimento que se considere fatal para los deportistas de élite, pero seguir una alimentación basada principalmente en hidratos de carbono complejos, proteínas y nutrientes de calidad, ácidos grasos cardiosaludables y mucha hidratación, puede marcar la diferencia entre darlo todo o quedarse a medias, ya que influye tanto en el rendimiento, como en la recuperación temprana de lesiones y en un menor tiempo de aparición de la fatiga.

Pero no olvidemos que a lo largo de la historia, este punto de vista que hoy nos parece tan sensato, no siempre se tuvo en cuenta.

Correr un maratón sin beber agua

Ha llovido mucho desde los Juegos Olímpicos de la Antigua Grecia en los que dicen las leyendas que los luchadores podían llegar a comerse un buey entero, y médicos como Galeno recomendaban únicamente la carne de cerdo, mientras que Filóstrato consideraba que había que eliminar de la dieta el pescado, justo una de las proteínas que hoy en día más consumen los deportistas con mejores resultados.

Maratonboston

Desde entonces hasta nuestros días, se han sucedido muchas teorías y cambios, pero quizá una de las que más llama la atención fue la prohibición durante el primer Maratón de Boston, en 1897, de beber agua durante los primeros 10 kilómetros, que hizo dudar a los médicos sobre si correr era en realidad un ejercicio más perjudicial que saludable, hasta que se descubrió que no hidratarse bien, consumir solo proteínas y beber algo de alcohol antes de la prueba eran las causas de que los participantes la finalizaran con índices de glucemia preocupantemente bajos.

El alcohol actualmente no solo está prohibido durante las competiciones, sino que además no suele formar parte de la alimentación de los deportistas de élite, ya que empeora el rendimiento, tanto a nivel físico como psíquico, influyendo negativamente en la concentración y los tiempos de respuesta.

Esta medida, que puede resultar muy fácil para algunos, no lo es tanto para deportistas que empiezan muy jóvenes y tienen que renunciar a beber y salir de fiesta como hacen la mayor parte de sus amigos, aunque luego los sacrificios por supuesto se ven recompensados con mejores marcas.

Cada deportista es un mundo, que se refleja en su dieta

Mireia Belmonte Garcia

Aunque puedan establecerse unas pautas generales, algunos deportes tienen demandas muy específicas a las que hay que añadir los gustos personales de cada deportista y el momento en el que se encuentran, si es de descanso, pre-competición o competición. Lo que sí que sirve para absolutamente todos es no probar ningún alimento nuevo las horas antes de un partido, una carrera o cualquier tipo de prueba. Las alergias o una mala digestión los pueden dejar literalmente fuera de juego.

La voluntad y las metas a largo plazo son claves para no caer en tentaciones. Mireia Belmonte lo dejaba muy claro en una entrevista, cuando le preguntaron por sus hábitos alimenticios:

Sé que si me como una tarta de queso eso no me va a ayudar en el agua, se va a transformar en grasas y no me es bueno para el músculo. Cuando sabes que si comes pasta y proteína a la plancha te encuentras mejor en el agua, pues ves que [otras comidas] no las necesitas

Eso sí, cuando gana alguna competición confiesa que se come un trocito de chocolate como recompensa.

Usaibolt

Usain Bolt, que hasta hace poco alardeaba de comer de todo y ser fan de la comida rápida, también ha declarado recientemente que se ha pasado a las verduras. Los años no perdonan y tras darse cuenta de que recuperarse de la última lesión que tuvo le resultó muy difícil, tomó la determinación de renunciar a los fritos y otro tipo de grasas saturadas y adoptar una dieta más sana y adecuada para sus entrenamientos, algo que según cuenta es lo que le está resultando más duro de toda su carrera.

Luego están los opuestos como Michael Phelps, que aunque desmintió la noticia de que ingería 12.000 kcal/día durante las competiciones, también admitió que no cuenta las calorías y come siempre que tiene hambre, sin pararse a pensar el qué o las cantidades.

A veces las restricciones no son tanto de alimentos sino de horarios y falta de tiempo, cuando los entrenamientos son muy duros hay poco tiempo para comer, y prima mucho más la funcionalidad de la comida que el sabor o sus preparaciones. En esos momentos sin duda, por más diversos que sean, el plátano es la estrella de la mayoría de los menús diarios.

04 Rafael Nadal

Rafa Nadal también lo incluye en su dieta basada principalmente en fruta, verdura, pasta integral, pescado y marisco, quizá por eso el pasado 25 de agosto, cuando se batió en Nueva York con varios modelos de renombre en el torneo de “strip-tenis” organizado por Tommy Hilfiger, mientras todos iban perdiendo la ropa, él solo llegó a quitarse una única pieza, la camisa.

Bueno, por eso y muchísimas más cosas, como la genética, el talento, la experiencia, la constancia… está claro que la alimentación no lo es todo, pero sin duda es un factor muy importante que puede marcar la diferencia entre ser o no un deportista de élite. Un punto importante que también podemos trasladar al resto de los mortales, especialmente si tenemos en cuenta que, aunque nos encante el deporte, nuestro tiempo dedicado a ejercitarnos suele ser mucho más reducido.

Aun así siempre podemos quedarnos con la motivación que transmiten los que dan todo por seguir una pasión y alcanzar un sueño ¿Habéis renunciado alguna vez a un tipo de comida por estar en forma? ¿Notáis la diferencia en vuestro rendimiento físico?

Fotos | Wikipedia 3 | 4 | Facebook

Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos