Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

¡Conoce el towerrunning! Una novedosa modalidad para ponerte en forma

¡Conoce el towerrunning! Una novedosa modalidad para ponerte en forma
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

¿Te imaginas una carrera en la que tienes que subir un edificio de 25 pisos en seis minutos? Si te suena demasiado sencillo, ¡piénsalo dos veces!

El Towerrunning es una nueva modalidad de carreras en la que hay que subir edificios altos por las escaleras. Esta actividad tan desafiante, como divertida, se ha popularizado en la última década, pues pone a prueba las cualidades de tu cuerpo y, al final, las fortalece.

Puedes encontrar carreras verticales en los principales rascacielos de las ciudades más grandes del mundo. A diferencia de las competencias a nivel de calle, el towerrunning implica un esfuerzo intenso que exigirá todo del corredor. Aquí lo que se necesita trabajar si se quieres participar en una carrera en vertical.

Brazos: En este tipo de desafíos, más que en cualquier otro, será muy evidente la importancia de los brazos pues ayudarán a balancear el trabajo de las piernas, impulsar el cuerpo e, incluso, dar la posibilidad de que te sujetes del pasamanos cuando el resto de tu físico flaquee.

La única regla es llegar a la cima en el menor tiempo posible, la técnica es libre siempre que no incluya elevadores. Para desarrollar suficiente fuerza en los brazos y omóplatos, puedes ayudarte de rutinas de pesas o sesiones en una máquina de remo estática.

Torso: Tener fuerza en esta área te permitirá impulsarte hacia arriba de forma más eficiente y sin sobrecargar brazos o piernas. Las clases de fuerza como yoga o pilates, las sesiones de pesas o entrenamiento funcional diseñadas por un entrenador profesional, te ayudarán a fortalecer cada uno de los músculos de la parte media del cuerpo. Si ya acudes a algún gimnasio, como Sports World, tienes la ventaja de que varias de estas actividades se imparten en el mismo lugar.

Piernas: Durante los primeros minutos de una carrera vertical, se podría comenzar a sentir el dolor de las piernas típico de las últimas fases de un maratón. Por lo que es fundamental tener una buena masa muscular que asegure la potencia que hará al corredor subir velozmente escaleras arriba.

Para esto es importante ejercitar las fibras musculares de contracción rápida, con trabajo de intervalos de alta intensidad, como el ofrecido en algunas clases de entrenamiento funcional o el que podrías hacer en la caminadora, alternando entre períodos de carrera intensa y otros de recuperación.

Las sentadillas y desplantes, así como los levantamientos olímpicos (con o sin peso, dependiendo de tu condición física) ayudarán también a tener unas piernas a prueba de escalones.

Entrenamiento de Towerruning en un Sports World

Corazón y pulmones: Buscando llevar a los músculos todo el oxígeno que requiere superar una carrera vertical, tu frecuencia cardiaca se elevará y tu respiración se agitará desde los primeros escalones. Fortalece este mecanismo incorporando entrenamiento de intervalos de alta intensidad (HIIT), tomando clases de entrenamiento funcional o haciendo repeticiones de velocidad en la caminadora, remadora o clases de ciclismo indoors.

Mente: Las carreras verticales implican mucho esfuerzo. En unos cuantos minutos, se llevará el cuerpo al límite y se le exigirá todo de sí. Cuando el ácido láctico comience a arder en los músculos, solo la mente te mantendrá en la competencia.

Entrena duro y, al finalizar los mismos, dedica tiempo a meditar y visualizarte derribando todos los obstáculos que esta prueba presenta. Eso te dará una ventaja invisible sobre los demás competidores.

Publicidad

También te puede gustar

Inicio
Inicio

Ver más artículos