Compartir
Publicidad

Alcachofa: mitos, verdades y nuevas formas de disfrutarla en verano

Alcachofa: mitos, verdades y nuevas formas de disfrutarla en verano
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En ocasiones se relaciona la alcachofa con dietas milagrosas y de ella se cuentan hazañas como que su ingesta adelgaza o ayuda a quemar grasa. Te aclaramos qué afirmaciones son falsas, qué propiedades tiene en realidad esta planta y cómo puedes incluirla en tu dieta en nuevos formatos rápidos y sencillos.

Ideales para bajar de peso: ¿fantasía o verdad?

Desde la “dieta de la alcachofa” hasta una gran cantidad de productos como cápsulas, polvos, gotas, etc. que contienen extracto de este alimento se comercializan como soluciones milagrosas. Algunas de las leyendas más extendidos sobre la alcachofa son:

  • Es un quemagrasas natural. Su contenido en cinarina facilita la digestión de grasas, pero no ayuda a “quemar” la grasa corporal ni disminuye la cantidad de grasas que se absorben a nivel intestinal. Tampoco elimina calorías absorbidas.

  • Reduce los síntomas de la resaca. Aunque la cinarina estimula la producción de bilis en el hígado, no se ha comprobado que su consumo ayude a este órgano a recuperarse o eliminar más fácilmente la toxicidad del alcohol.

  • Previene la retención de líquidos. Nuestra verdura protagonista incrementa la producción de orina, pero no existen evidencias médicas contundentes que sostengan el hecho de que pueda aportar algún beneficio en el tratamiento de la hipertensión o las enfermedades renales.

Alcachofas

Propiedades y beneficios reales

La alcachofa tiene numerosos efectos positivos en nuestro organismo, veamos algunos de los más importantes.

  • Es un manjar bajo en calorías. Aporta menos de 50 kcal por cada 100 g. Además, su contenido en grasas es insignificante.

  • Es rica en fibra. En 100 g de alcachofas se encierran unos 5 g de fibra, esto es, la quinta parte de toda la fibra que un adulto requiere en un día. La fibra en la dieta mejora la digestión, ayuda a reducir los niveles de colesterol, triglicéridos y glucosa en sangre y aporta sensación de saciedad.

  • Contiene vitaminas y minerales. Constituye una excelente fuente de minerales como el potasio, fósforo, magnesio y calcio. También tienen pequeñas cantidades de vitamina B1, B3, E y C.

  • Mejora la digestión. Como decíamos, esta planta contiene el fitoquímico cinarina que estimula la producción de bilis y el vaciamiento de ésta de la vesícula biliar al intestino. La bilis se produce en el hígado y es necesaria para la digestión de las grasas. Así, muchas personas con problemas de dispepsia o indigestión pueden mejorar sus síntomas.

Alcachofa
  • Previene enfermedades y es antiinflamatoria. La alcachofa se encuentra en la lista de los vegetales con mayor contenido de fitoquímicos, antioxidantes, fitoesteroles y flavonoides con potenciales efectos benéficos para prevenir enfermedades cardiovasculares y envejecimiento prematuro, así como reducir las inflamaciones.

  • Tiene efectos diuréticos. La cinarina aumenta la producción de orina.

  • Actúa como laxante natural. La inulina, un tipo de polisacárido que contiene la alcachofa, ejerce una acción laxante al estimular la motilidad intestinal, favoreciendo la limpieza orgánica a nivel renal.

Recetas sencillas y formatos de consumo para el verano

Caldo de Alcachofa Aneto

La alcachofa es un alimento excelente para los meses más cálidos del año, pues nos ayuda a hidratarnos y regula los líquidos de nuestro organismo. Incluirla en nuestra dieta diaria no requiere nada de tiempo ni esfuerzo si utilizamos caldos como el Caldo Natural de Alcachofa Ecológica Aneto, elaborado de forma natural con ingredientes frescos. Es una opción especialmente idónea para refrescarnos durante el verano, ya que,a demás de caliente, también puede ser ingerida en frío.

Sus ingredientes son 100% naturales y de cultivo ecológico (alcachofa, cebolla, espárragos verdes, hinojo, jengibre, menta fresca, apio y aceite de oliva) y no cuentan con sal añadida, lo que favorece una dieta hipocalórica e hiposódica.

Podemos preparar fácilmente un smoothie de alcachofa, pepino y jengibre en tan solo 15 minutos licuando 2 pepinos y 8 g de jengibre junto con unas hojas de menta fresca. Después, solo tenemos que agregar el zumo de 1/2 limón y mezclarlo todo con el Caldo Natural de Alcachofa Ecológica Aneto hasta obtener un jugo suave.

Otra opción es elaborar un smoothie de alcachofa, apio y zanahoria, esta vez en tan solo 5 minutos, mezclando el caldo Aneto con 2 ramitas de apio y 3 zanahorias ecológicas con ayuda de una batidora de vaso, una minipimer o una licuadora.

Por último, podemos degustar una apetecible vichyssoise de alcachofa y aceitunas negras. Para ello, pochamos la parte más blanca de 3 puerros pelados y cortados en tiras finas a fuego lento e incorporamos el caldo Aneto en el último momento. Llevamos a ebullición y, después, trituramos hasta obtener una crema fina y homogénea. Añadimos un poco de pimienta negra recién molida, mezclamos bien y reservamos en el frigorífico hasta el día siguiente. Antes de servir, decoramos la superficie trocitos de aceitunas negras y aderezamos con un hilo de aceite de oliva.

En definitiva, bebidas vegetales sanas, fáciles y deliciosas para la época estival.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos