Publicidad

Directo a tu corazón: cómo un smartwatch (con app de electrocardiogramas integrada) puede ayudar a tu salud cardiovascular

Directo a tu corazón: cómo un smartwatch (con app de electrocardiogramas integrada) puede ayudar a tu salud cardiovascular
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Vivimos una revolución en el campo de la tecnología que podemos vestir, aquella que llevamos puesta con total comodidad y nos permite ser más productivos y, también, promover nuestra actividad física. Pero, además, esta tecnología se ha puesto al servicio de nuestra salud y calidad de vida.

El principal protagonista de esta tendencia tecnológica se coloca en nuestra muñeca, bien con la forma de una pulsera de actividad, bien como un elemento mucho que va más allá: el smartwatch. En ambos casos, el referente del mercado es Fitbit: aprovechamos los avances introducidos en su nuevo Fitbit Sense para entender cómo puede ayudar a nuestra salud cardiovascular.

Descubre cómo late tu corazón: PurePulse

Conocer el movimiento de nuestro corazón en todos los estados posibles y en tiempo real es una información muy valiosa, ya que es el parámetro principal para conseguir mejorar nuestra condición física y detectar anomalías en nuestra salud.

FitBit sensores

Cuando late el corazón, los capilares se expanden y contraen. Las luces LED de color verde de un sistema como PurePulse, integrado en Fitbit Sense, se reflejan en la piel para detectar esa variación del flujo sanguíneo, sin necesidad de cintas para el pecho, y es que todo el proceso se va a realizar en tu muñeca. A partir de esta información se pueden monitorizar con fidelidad los latidos por minuto.

El secreto de PurePulse está en monitorizar el ritmo de forma automática, continua, sin que tengamos que estar pendientes de nada más que de realizar nuestra actividad deportiva o diaria. Lo realmente interesante es que se usa un sistema de alimentación de muy bajo consumo, que permite que las lecturas sean constantes y duraderas: la frecuencia cardiaca se mide cada cinco segundos cuando estamos en reposo y cada segundo cuando estamos realizando una actividad.

Toda esa información recogida no sirve de nada sin una buena interpretación, y ahí entran en juego los algoritmos de Fitbit, una compañía que ha estado evolucionando en este campo desde 2007. El tiempo les ha llevado a crear sensores más finos, ligeros y con mayor autonomía.

Fitbit

¿Qué significa esto? Que la unión de los mejores sensores y algoritmos va a desvelarnos más información sobre nuestro cuerpo y nuestra salud. Así podremos tener un mayor control y margen de maniobra en nuestras actividades.

La capacidad para generar electrocardiogramas

Hasta hace muy poco tiempo, hablar de electrocardiogramas era pensar en entornos médicos y personal especializado utilizándolo. La tecnología, de la mano de Fitbit, ha avanzado hasta llevar esta funcionalidad a nuestra muñeca.

Sense es el primer smartwatch de Fitbit capaz de realizar electrocardiogramas a través de una nueva aplicación. Con ella se analiza nuestra frecuencia cardiaca en busca de signos de fibrilación auricular, enfermedad que afecta a más de 30 millones de personas en el planeta.

Ecg

La forma de hacerlo es realmente sencilla: colocando los dedos sobre el anillo de acero que rodea la esfera durante 30 segundos. Desde ahí se realiza una lectura que puedes descargar en un cómodo fichero PDF, interpretar y compartir con tu médico si fuera necesario.

Alerta con frecuencias fuera de lo normal

Tenemos claro que la frecuencia cardiaca es un indicador clave de nuestra salud, así que contar con un sistema que monitorice constantemente nuestros valores es un seguro de vida. ¿Por qué no utilizamos el smartwatch como una alarma de incidencias?

Dicho y hecho, en PurePulse 2.0 se integran mecanismos que notifican y alertan en caso de que se detecten frecuencias anormalmente altas (taquicardia) o bajas (bradicardia).

Gestiona el estrés para mejorar tu salud: EDA

Estrés

El estrés puede llegar a convertirse en un problema de salud importante si no conseguimos controlarlo: hipertensión arterial, obesidad, diabetes, ansiedad o depresión son algunas de las enfermedades reconocidas. ¿Imaginas un dispositivo que te ayude a gestionar ese estrés físico y mental?

El smartwatch Fitbit Sense, la aplicación Fitbit y un sensor revolucionario llamado EDA son los encargados de ayudarnos. Ese nuevo sensor es capaz de medir la actividad electrodérmica: pequeños cambios eléctricos en tu piel. Este análisis se puede combinar con un nuevo modo en la sección mindfulness de la aplicación Fitbit.

Con mindfulness abrimos las puertas de la meditación, establecemos un objetivo semanal, registramos el estado de ánimo después de las sesiones y vemos cómo responde el cuerpo a los ejercicios de relajación. Después, se nos presenta un gráfico de nuestra respuesta electrodérmica con el que poder valorar el progreso.

Eda

¿Cómo sabemos nuestro nivel de estrés? La aplicación de Fitbit utiliza una métrica con un rango del 1 al 100 (cuanto más alto más saludable). Esa puntuación se calcula en relación con los datos diarios de la salud cardiaca, el sueño y el nivel de actividad.

De cara a bajar nuestro nivel de estrés y ansiedad, desde la app también se nos proponen sesiones de respiración guiadas por el smartwatch, llevándonos a disminuir la presión arterial. Tampoco podemos obviar los análisis de la calidad de nuestro sueño: dormir mejor nos hará tener una mejor salud.

Aprovecha los Minutos en Zona Activa

Con nuestro corazón en orden y el nivel de estrés lo más bajo posible, es el turno de entrenar con la mejor calidad, y eso es algo que nuestro Fitbit puede ayudarnos a conseguir. Puedes comenzar por poner a tu corazón a trabajar con la nueva función Minutos en Zona Activa.

Zona de minutos activos

Los Minutos en Zona Activa te ayudan a ser más eficiente en el esfuerzo, haciendo que cada minuto cuente ya que esta función hace vibrar tu muñeca en el momento que entras en la zona de frecuencia cardiaca que hayas establecido como objetivo.

Gracias al análisis continuo de la frecuencia cardiaca que realiza PurePulse, se calculan automáticamente las Zonas Activas personalizadas, teniendo en cuenta la frecuencia cardiaca en reposo y la edad. Al alcanzar cada una de las Zonas Activas mientras entrenas, sabrás que te estás esforzando lo suficiente.

Los organismos de salud nos informan de que se obtienen beneficios parecidos realizando 75 minutos de actividad a una intensidad moderada que practicando 150 minutos en muy baja intensidad. La idea de Fitbit pasa por que hagamos esfuerzos más inteligentes, dedicando el tiempo justo y necesario.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios