Compartir
Publicidad

Las lesiones no entienden de listas de espera: el problema de no tratarlas a tiempo

Las lesiones no entienden de listas de espera: el problema de no tratarlas a tiempo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los últimos datos nacionales sobre listas de espera son del año 2015. A finales de ese año, había 549.424 esperando algún tipo de intervención por el Sistema de Salud Público.

El trauma de esperar a un trauma(tólogo)

Y traumatología, con 149.159 pacientes, es la especialidad en la que más demora existe.

Listas De Espera
Fuente: Ministerio de Sanidad.

Es más, el problema se agrava si lo comparamos con los años de 2014. En 12 meses, solo en esa especialidad, se sumaban 11.204 personas que, de media, esperan 112 días para recibir su tratamiento.

Si hablamos de solicitar y recibir una primera consulta en Atención Especializada, los pacientes de trauma deben esperar de media 61 días (es decir, dos meses) para recibir esa primera consulta, que podría derivarles (o no) a una cirugía.

La importancia de la atención rápida

Tener que esperar para recibir un tratamiento nunca es bueno ni agradable, pero en el caso de las lesiones puede ser aún más doloroso. El seguro privado de Adeslas te evita todas estas desagradables esperas.

Una lesión mal curada puede volverse crónica o generar otras lesiones

Según explica Mara Pimentel, fisioterapeuta, tras la lesión es importante acudir a un especialista para que haga una valoración del alcance de la misma y del mejor tratamiento a seguir.

Aunque en líneas generales siempre se recomienda aplicar hielo en la zona para bajar la posible inflamación, Pimentel considera básico tener una atención precoz y acudir rápidamente al especialista. “Este profesional es el que va a determinar el tratamiento a seguir para curar la lesión”, explica esta fisioterapeuta.

Jump

Objetivo: curarse bien

Ese tratamiento dependerá mucho del tipo de lesión que hayamos sufrido y de su alcance, pero en todos ellos el objetivo es curarse bien.

Si no te tratas bien, dependiendo de su alcance y tipo, la lesión se puede volver a repetir. En el caso de los deportistas es aún más importante que se lleve a cabo una buena recuperación de la lesión. Y Pimentel pone un ejemplo: los esguinces.

Además de aplicar hielo, es fundamental una atención precoz por parte de un especialista

“Tienen tendencia a convertirse en una dolencia muy crónica si no se curan bien”, asegura. “Hay veces que casi es mejor una fractura, porque se suelda y se recupera, no habiendo generalmente más complicaciones. Lo malo de un esguince es que, al afectar al tejido blando, se vuelve a dar de sí y cada vez lo vas haciendo más laxo, convirtiéndose en un esguince crónico”.

Esto puede derivar en que, cada vez que te tuerces el tobillo, acabes teniendo un esguince.

Sé muy bien de qué me hablas

Raquel Rodríguez, entrenadora personal, sabe muy bien de qué hablamos, puesto que sus esguinces mal curados han derivado en una “inestabilidad crónica” en su tobillo.

Crutches

Aunque es verdad que en el caso de Raquel Rodríguez esta mala curación se debió a que de pequeña se quitaba los tensoplast de los esguinces de tobillo que padecía cuando ejercía la gimnasia rítmica, es ahora cuando más está padeciendo este mal.

Esta inestabilidad crónica repercute en mi rodilla. Lo noto sobre todo al correr: al tener una mala pisada hago una técnica de carrera deficiente, lo que provoca que mi rodilla se resienta”, explica. “Si me hubiese tratado a tiempo, esto no me pasaría”, concluye esta deportista.

La importancia de la buena rehabilitación

Por eso la rehabilitación es tan importante. “Cuanto antes empieces a tratarte, mucho mejor”, asegura Mara Pimentel.

Traumatología es la especialidad que tiene una mayor lista de espera en el Sistema Nacional de Salud

Es verdad que hay cosas que no se pueden tratar en el momento, sobre todo si hay una gran inflamación que impide ver el alcance de la lesión incluso con rayos X. “Pero cuanto antes se empiece a tratar la lesión, siempre será más positivo”, confirma esta fisioterapeuta.

Todas las lesiones hay que curarlas, cuidarlas y hacer una buena rehabilitación y tratamiento de ellas, porque sobre todo de las grandes siempre acaban quedando secuelas. Una fractura suele ser menos traumática (“la recuperación dependerá del tiempo que has tenido esa zona inmovilizada”, no solo en ganancia de musculatura, sino también de seguridad), pero la herida deja huella.

Si las fracturas son las que pueden dejarnos menos consecuencias, ¿cuáles serían las peores lesiones? Según Pimentel, roturas de ligamentos, tendinitis y esguinces son más complejas. Pero todas tienen que tener un tratamiento no solo para que no se vuelvan a repetir, sino para que no tengan otras consecuencias. Por ejemplo, “una tendinitis puede derivar en una calcificación que implique cirugía o que no puedas mover, por ejemplo, un brazo”.

Cycling

Por eso esta fisioterapeuta insiste en que todas las lesiones deben ser bien tratadas y curadas para evitar otros males incluso mayores.

Respeto también a los tiempos

Además del tratamiento adecuados con los especialistas, Raquel Rodríguez considera también que es fundamental respetar los tiempos de descanso después de sufrir una lesión. “Los deportistas profesionales están más concienciados, pero los populares suelen tener prisa por volver a hacer ejercicio”, asegura.

En esa primera valoración el especialista evaluará el alcance de la lesión y el mejor tratamiento

Sin embargo, lo recomendable es completar la rehabilitación “y no empezar a lo loco, sino trabajar con un fisioterapeuta para ir ganando músculo y fuerza”, sentencia esta entrenadora personal.

Además, Rodríguez pone el acento en que el tratamiento se haga por parte de un buen profesional. “Un amigo mío se rompió el dedo meñique estando en la playa. Aunque la atención fue rápida, no le entablillaron bien y se le ha quedado el dedo torcido” lo que está conllevando muchos meses de rehabilitación para intentar corregir esta mala curación.

Cómo lograr una rápida atención

Por eso, resulta altamente recomendable para cualquier deportista tener un seguro médico de amplias prestaciones y con cobertura nacional, de forma que independientemente del lugar donde nos encontremos si nos lesionamos, tengamos asegurado una rápida atención y por parte de los mejores profesionales.

En este sentido, Adeslas tiene un amplio cuadro médico que evita las colas de espera y garantiza esta rápida atención por parte de profesionales especializados.

El seguro médico también cubre la rehabilitación en caso de que fuera necesaria con el fin de que las consecuencias de padecer una lesión sean lo menos molestas y lesivas posibles.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos