Compartir
Publicidad
Un estudio encuentra sustancias químicas tóxicas en los batidos de proteínas en polvo (pero no hace falta que te alarmes)
Wellness

Un estudio encuentra sustancias químicas tóxicas en los batidos de proteínas en polvo (pero no hace falta que te alarmes)

Publicidad
Publicidad

Échale un vistazo a los ingredientes de tu batido de proteínas. ¿Lo tienes delante? Pues además de los que aparecen ahí listados quizá deberías añadir otros como plomo, cadmio o bisphenol A (BPA), un producto químico que se utiliza para endurecer el plástico.

Son los resultados de un estudio elaborado por Clean Label Project, una organización sin ánimo de lucro que busca aclarar el etiquetado de los productos procesados para que los usuarios y consumidores sepan exactamente qué están consumiendo.

Para realizar este informe analizaron 134 productos de entre los más vendidos según el ranking de Amazon, y los resultados mostraron que era común encontrar sustancias como plomo, arsénico, BPA o mercurio entre otros, sustancias relacionadas con el riesgo de cáncer, problemas en el desarrollo y otros peligros para la salud.

De hecho, según sus resultados, el 70% de los productos analizados tenían niveles detectables de plomo, el 78% tenía niveles de cadmio y el 55% de BPA.

Los productos orgánicos, menos limpios

Además, y en contra de lo que podríamos pensar de forma intuitiva, los productos denominados como orgánicos demostraron tener más cadmio, plomo y arsénico (aunque menos BPA), y los productos cuya fuente principal de proteínas era el huevo demostraron estar más limpios que aquellos en los que las proteínas eran principalmente de fuentes vegetales.

[Su anterior informe] tenía graves fallos metodológicos que lo convertían en un conjunto de datos sin base sólida en los que sustentarse

No es el primer estudio de este tipo que publica esta organización. Hace un par de años obtuvo bastante fama porque realizó un análisis similar con productos de alimentación infantil, en los que también detectó niveles de plomo y arsénico entre otras sustancias químicas.

En aquella ocasión fue muy criticada por muchos científicos y expertos que señalaban que a pesar de la alarma creada con su informe, este tenía graves fallos metodológicos que lo convertían en un conjunto de datos sin base sólida en los que sustentarse. Por ejemplo, los críticos argumentaban que a pesar de señalar la presencia de arsénico en los alimentos infantiles, no decían cuál era la cantidad de arsénico, de forma que era imposible evaluar la seguridad de cada producto.

En esta ocasión tampoco señalan las cantidades en su informe, aunque es posible consultarlas en los datos en bruto que ponen a disposición que quien quiera consultarlos. Sin embargo, tampoco indican si están dentro de lo permitido por la legislación o no.

Por qué no debes alarmarte por estas informaciones

De forma periódica aparecen en los medios noticias como estas u otras parecidas en las que se alerta de sustancias supuestamente nocivas en los alimentos: productos químicos como el arsénico, pesticidas, rastros de plásticos...

Aunque conocer lo que comemos y exigir a las empresas productos de más calidad con mejores ingredientes es nuestro derecho básico como consumidores y eso es indiscutible, en muchos casos este tipo de noticias no son tan transparentes como prometen ser.

Miedo, incertidumbre y dudas

fear-uncertanty-doubt

Se trata de una estrategia de desinformación que recibe las siglas de FUD, por fear, uncertainty, doubt (miedo, incertidumbre y dudas), en la que se insinúan posibles consecuencias terribles sin necesidad de concretarlas porque solo apelar al miedo es suficiente. Esto es especialmente eficaz cuando hablamos de productos para público infantil porque lógicamente, todos el mundo quiere lo mejor para sus hijos.

Pero antes de asustarte hay varias cosas que debes saber. La primera y más importante es que todos los productos que hay en el mercado son seguros. Eso no quiere decir que siempre sean sanos (en Vitónica no nos cansamos de señalar muchos productos que son insanos, pero no inseguros), pero sí que han pasado los controles de las autoridades alimentarias, en el caso de España, de la EFSA, la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria, y para hacerlo han tenido que demostrar que no son tóxicos.

Eso quiere decir que la presencia de cualquier ingrediente o sustancia química está por debajo de lo que obliga la ley para que un alimento o suplemento se pueda comercializar, y ese límite suele ser tremendamente conservador en lo que se refiere a su toxicidad.

El veneno está en la dosis

Otra cosa que debes recordar siempre es que el veneno está en la dosis. Distintas sustancias se pueden relacionar con el desarrollo de tumores, pero tan importante es la sustancia en sí como la dosis a las que producen esos efectos. Absolutamente todo lo que comemos puede matarnos si lo tomamos en exceso, incluido el agua.

Menciono esto porque muchas de las sustancias que se denuncian en este tipo de informe están presentes en esos productos en cantidades mínimas e inocuas. El arsénico, por ejemplo, puede ser potencialmente tóxico, pero a su vez la OMS explica que es un elemento presente de forma natural en la corteza terrestre y disperso igualmente en el aire, el agua y la tierra. Ocurre lo mismo con el plomo. Por eso no es raro que estén presentes, de forma mínima, en algunos alimentos.

arroz-arsenico ¿Sabéis en qué alimento se pueden encontrar trazas de arsénico de forma natural? En el arroz.

Que nadie me entienda mal: ni estoy diciendo que no pase nada por ingerir plomo o arsénico (efectivamente ambas sustancias pueden ser tóxicas, es decir, malas) ni creo que haya que aceptar los productos que nos venden sin exigir que sean mejores.

Pero sí que creo que este tipo de informes crean una alarma injustificada porque dan la información de forma limitada y descontextualizada, especialmente si el público se queda solo con el titular y no tiene tiempo, ganas o formación para explorar a fondo los datos.

Imágenes | iStock
En Vitónica | Suplementos de colágeno para las articulaciones: por qué es mejor que te gastes el dinero en otra cosa

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos