Diferencias entre el pan blanco y el integral: vitaminas, minerales y fibra

Síguenos

pan blanco-integral2

El pan como tal se elabora exclusivamente con harina, agua, sal y levadura. Una de las diferencias entre los muchos tipos de pan que existen es el tipo de cereal utilizado para elaborar la harina: el trigo es el más común, pero también pueden utilizarse otros como la avena y la cebada.

Pero la diferencia entre el pan común o pan blanco y el pan integral o moreno es que en este último se ha conservado la cubierta del grano del cereal, llamada salvado, para la elaboración de la harina.

Por tanto en el pan integral no se ha producido un proceso de refinado de la harina, cosa que en el pan blanco sí sucede. El que el grano conserve la cubierta para hacer la harina tiene consecuencias nutricionales, y es un aporte extra de vitaminas, minerales y fibra.

Además, el pan integral, debido al salvado proporciona ciertas características organolépticas:


  • El pan tiene un olor más fuerte y ácido, aunque agradable.

  • El color es más oscuro y la cortez más gruesa, lo que hace que se proteja la miga de pan y el tiempo de conservación se alargue.

  • Si el pan ha sido elaborado con levadura natural, el salvado se ablandará y no se notará en la textura, pero si se ha mezclado con harina blanca puede que nos encontremos con fragmentos de salvado.

  • Los ojos del pan (agujeros de la miga), son de tamaños desiguales, cosa que no sucede en el pan blanco, donde lamiga es más uniforme debido a la mayor extracción de la harina.

En la siguiente imágen podéis ver las principales diferencias nutricionales entre el pan blanco y el integral. No son diferencias muy notables, pero si perceptibles con el consumo del día a día, sobre todo en la cuestión de la fibra. Como veis, el contenido en hidratos de carbono es importante, la grasa es mínima y también nos da aporte protéico, ¿quién dice todavía que el pan es malo para una dieta?

pan blanco-integral

En cuanto al pan de molde, es considerado como un pan especial y también puede ser blanco o integral. Se diferencia del pan tradicional en su proceso de elaboración, donde se añaden más productos (que no varían mucho el perfil nutritivo), como harinas enriquecidas, gluten, lácteos, huevos, especias y condimentos, entre otros.

Vía | Consumer
En Vitónica | El pan no engorda y es necesario todos los días
En Directo al Paladar | Todo sobre el pan

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios