Porqué te cuesta tanto alcanzar un cuerpo fitness

Sigue a Vitónica

frank_zane.jpg


Según va avanzando mi experiencia en el mundo de las pesas y gracias a mi andadura en Vitónica, y sobre todo gracias a muchos de vuestros comentarios en los post, veo que mucha gente le cuesta mucho alcanzar el cuerpo fitness que le gustaría tener, dentro de sus posibilidades.

En cada post y en cada comentario cada editor pone su empeño en ayudar con las dudas que surgen en este tema, dudas particulares, gracias a sus conocimientos y a su experiencia, sobre todo en mi caso, intentado ser lo más claros posible y ayudando a dar ese pasito hacia el cuerpo fitness que os gustaría alcanzar.

Con esta entrada intentaremos dar una valoración genérica, ya que no podemos personalizar los detalles en un cuerpo en concreto (ectomorfo, endomorfo o mesomorfo), ni en un individuo y sus particularidades, a los tres aspectos claves del fitness que te acercan a alcanzar un cuerpo fitness.

Ser estricto

Ser estricto en el fitness es muy importante, está claro que hay aspectos que se pueden tomar a la ligera, tal y como dijimos en el post de las cosas en las que puedes ser no ser estricto en el fitness, pero otros en los que si que hay que poner un especial interés tal y como lo identificamos en el post sobre los conceptos a ser estricto en el fitness.

En algún que otro comentario se me ha tildado de “cuadriculado” por aplicar los conceptos del fitness y de la dieta que conlleva a rajatabla, es decir, si por norma para crecer hay que cargar mucho e intenso no puedo ser ecléctico y tengo que irme a un extremo.

Esto es porque el fitness se basa en muchos conceptos en los que si no eres purista te vas alejando del camino y difícilmente podrás llegar al destino buscado, aunque seguramente haya gente o casos particulares que desviándose consigan buenos resultado porque tienen una genética asombrosa.

La disciplina

El fitness es disciplina, esto quiere decir que hay que realizar los ejercicios con eficacia y una técnica lo más depurada posible, puesto que por un lado se aumenta la intensidad del ejercicio y por otro se previenen posibles lesiones derivadas de malas posturas o movimientos.

Cuanto más depurada sea tu técnica más fácil será llegar a un objetivo, puesto que mayor intensidad aplicarás al ejercicio y por ende mayor ganancia muscular puedes tener. Además de tener una disciplina en usar el peso correcto, realizar las series y ejercicios que tocan y sobre todo el descanso mínimo necesario para dejar regenerar al músculo.

Esta disciplina, por descontado, que también se debe aplicar a la dieta, que en muchas ocasiones yo os recomiendo siempre una cosa y me empeño en ello porque es lo mejor que os puede venir, un ejemplo, comer pechugas de pollo en vez de muslo de pollo, simplemente porque uno tiene 1gr de grasa y el otro 5gr, está claro que la diferencia es mínima pero en esas pequeñas diferencias puede estar la clave.

Hay puntos que no debes obviar, tomar una cerveza de vez en cuando puede gustarte, pero no la necesitas si tu objetivo es tener un cuerpo fitness (recuerdo que cada cuerpo es un mundo y hay gente con un porcentaje bajo de grasa comiendo pan, bebiendo cerveza e incluso comida basura). Recuerda esta máxima: “No es comer lo que quieras sino comer lo que necesitas”

La constancia

Qué duda cabe en que también hay que ser constante, tanto en el entrenamiento como en la dieta, de nada sirve que una semana entrenes a tope y cuides la dieta al 100% y que la semana que viene no entrenes más que uno o dos días (método Weider no HIT, ni full boddy, ni HD…), o que no hagas dieta una semanas y luego la retomes.

Si tienes por objetivo tener un cuerpo fitness debes ser constante, entrenar lo que se manda, ni más ni menos, pero con constancia, no con excusas, y la dieta debes de tomártela en serio hasta los fines de semana, quizá con una comida trampa de por medio pero sin grandes excesos.

Imagen | Wikimedia commons

Deja un comentario

Ordenar por:

50 comentarios